martes, 1 de diciembre de 2009

Objetivo Florencia (V): la víspera

SÁBADO, 28 NOVIEMBRE DE 2009

Tras el ajetreo de todo el día de ayer, para hoy he diseñado lo que debe ser, básicamente, un día tranquilo. Como mañana domingo corremos el maratón, hoy no podemos ni andar ni estar demasiado tiempo de pie. El problema es que estamos en Florencia, y no salir del hotel siendo el sitio que es, ¡va a ser que no!. No obstante, y como dice aquel viejo proverbio chino, En la mesura está la razón.
Lo cierto es que no madrugamos demasiado; desayunamos fuerte -es buffet libre, y lo nuestro es el ansia del pobre (reventar antes que sobre)-; y decidimos dar una vueltecita. Y lo que iba a ser un día de relajación de piernas se convierten en cinco horas de andar y estar de pie de manera continua visitando todo lo visitable, y donde no puede faltar el mercadillo que hay en torno al Mercato Centrale. ¡Menos mal que íbamos a descansar!.
Comida, vuelta al hotel, siesta, y al levantarnos... otra peazo caminata para conocer dónde es la salida de la carrera. Subimos a la Piazzale Michelangelo, y ya que estamos allí, en la cima, me retrepo en un comodísimo banco de piedra y les convenzo para permanecer en el lugar con el objetivo de ver la espléndida puesta de sol que está a punto de caer sobre la ciudad, y, ¡cómo no!, la Florencia iluminada. La cosa cuela, mis acompañantes a hacer fotos, y yo... casi me quedo dormido.
Al bajar, unos (dos) vamos al centro a dar otra vuelta para comprar algún regalo que falta, y los otros (dos) al hotel. Cuando nos juntamos hora y media después toca cenar. ¿Dónde? Vuelta al centro, de donde yo vengo....
En definitiva, hicimos todo lo que no tiene que hacer un maratoniano el día antes de la carrera. Y me quejaba yo cuando, hace exactamente un año, en San Sebastián, acabamos con las reservas de Heineken en un barecito al lado de la Playa de la Concha a lo largo de una larguísima tarde cervecera. Allí, al menos, estuvimos sentados a la vez que nos hidratábamos y nutríamos.
Otra jornada atrás. Queda el último madrugón.

1 comentario :

MILA dijo...

BUENO COMENZARE DICIENDOTE QUE ESTOY UN POCO ESTRESADA CON ESTO DE HACERME LA DICHOSA CUENTA, ME HIZO REPETIR UNAS CUANTAS VECES LA DICHOSA CONTRASEÑA( SEGUN PAULA POR NO HACERLE CASO A ELLA).

LO UNICO QUE QUIERO DECIRTE ES QUE ¿QUIERES HACER EL FAVOR, DE TERMINAR DE CONTAR OBJETIVO FLORENCIA?

ME TIENES DE LOS NERVIOS..... JAJAJAJAAJJAJA

BUENO UN SALUDO QUE PAULA NO ME DEJA SEGUIR ESTA SI QUE ME ESTRESA A MI . UN SALUDITO