martes, 28 de febrero de 2012

PE-LI-CU-LÓN!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tengo que reconocer que me ha costado bastante ir a ver The Artist. Dudé hasta el último momento porque nunca me ha gustado dejarme llevar por las modas, y de esta película no sólo se ha hablado muy bien, sino que el otro día le dieron un porrón de oscars. Pero fue mi primera intención en cuanto oí hablar de ella, y cuando antes de ayer tuve la ocasión de ir al cine, barajé varias posibilidades; pero por cuestiones que no vienen al caso, todas las opciones se fueron cayendo por una cosa o por otra. ¿Señal divina?. No lo sé, pero lo cierto es que era casi la única hora a la que podía ir al cine esa tarde. Estaba claro, The Artist era la elegida.
Se habla de homenaje al cine de siempre, tanto por la realización de la película en sí -en blanco y negro, y muda-, como por su argumento. Pero yo no llego a tanto, sobre todo porque nunca he visto ese tipo de cine más allá de cuatro secuencias aisladas en programas recopilatorios de televisión.
No es una historia original, ni mucho menos. Incluso en ocasiones parece casi una burla a ese cine mítico, aunque después entiendo que de lo que se trata es de ser lo más fiel posible a él. Los actores principales también son desconocidos -al menos para mí-. Pero a pesar de esto salí encantado. Lo del blanco y negro no me importa. El hecho de ser cine mudo tampoco es una dificultad; es más, se trata de una de las cosas que más me ha gustado porque eso hace que el director -o alguien- potencie más otras formas de transmitir al espectador, de transmitir sentimientos, información, argumentos, situaciones... que todo el mundo entiende porque se trata del lenguaje más universal: el gesto, la expresividad... Y esto es algo diferente en comparación con el cine actual. Diferencia que me ha gustado.
Se trata básicamente de una historia de amor, pero también de orgullo, de ambición, de dinero, de la eterna historia de lo viejo que se resiste a dejar paso a lo nuevo, de la lealtad, incluso la devoción... y al final triunfa.... lo que triunfa. Id a verla porque es un peliculón.

lunes, 27 de febrero de 2012

¿Por qué no vino Loquillo?

Finalmente Loquillo no dio el concierto que tenía previsto en Jaén para el pasado viernes, 24 de febrero. La suspensión de la actuación se debió, oficialmente, a que su guitarrista se estaba resintiendo de una operación de muñeca -que le hicieron hace ¡¡¡casi un año!!!-, y eso le obligaba a guardar cierto reposo. De ahí que el 24 no actuara en Jaén, pero sí el 23 en Málaga, y el 25 de Almería.
Ya digo que la versión oficial no es la razón verdadera. O, al menos, no es creíble.
Por ahí se comenta, se ha comentado, e incluso se ha publicado, que la causa cierta era que las taquillas de los teatros de la ciudad estaban embargadas por orden judicial y debido a una deuda anterior. Creedme si os digo que esa tampoco es la razón verdadera, y no lo es simplemente porque las entradas no se vendían por taquilla.
¿Por qué no vino entonces Loquillo a Jaén?.
Causa hay. Otra cosa es que algún día la sepamos... todos.

domingo, 26 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (VII): la foto

Ha tardado pero, al fin, llega. Aquí tenéis la prueba de que participé en el maratón de Sevilla, de que llegué a la meta, y de que lo hice en un tiempo, para mí, de escándalo.
Sevilla es mucho Sevilla. Ahí ha estado la clave... entre otras cosas.

lunes, 20 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (VI): ¡¡¡MILAGRO!!!

Para que luego haya gente que diga que los milagros no existen. Yo vi uno ayer, en Sevilla. En el maratón. Y para más inri, se obró en mí mismo.
Y es que de no existir los milagros, lo que me ocurrió en la carrera tiene difícil explicación. Sabéis que llevado por la euforia del Maratón de Valencia (pasado mes de noviembre) donde no sólo bajé de las 3h30' (mi gran objetivo) en los 42,195 kilómetros sino que lo hice con solvencia al parar el reloj en 3h26'08''... digo que llevado por esa euforia, me lié la manta a la cabeza y me apunté al Maratón de Valencia, que tuvo lugar ayer.
El problema no era correr dos maratones en apenas tres meses, cuando yo suelo correr un maratón al año. Lo complicado estaba en que, tras Valencia, mi entrenamiento ha sido básicamente aceitunero, es decir, simplemente no he corrido porque los fines de semana me iba a la aceituna. Cierto que como este año la recogida ha acabado antes de lo habitual, he tenido unas semanillas para hacer unas tiradas más o menos largas, pero las sensaciones no eran ni mucho menos buenas cuando, después de un entreno de 28 kms, casi me da un infarto.
Acudí a Sevilla más por cabezonería que por otra cosa, y aunque yo decía que mi objetivo era bajar, por segunda vez en mi vida, de 3h30', en el fondo sabía que iba a ser casi imposible. De ahí que para mis adentros lo que pretendía era simplemente pasármelo bien corriendo mi primer maratón en una de las ciudades que más me gusta (es el sexto maratón de mi vida).
Sin embargo corrí bastante bien, me sentí muy cómodo, me encantó el recorrido, la gente animó muchísimo, yo no me dejé llevar por la euforia inicial y desde el primer momento mantuve el ritmo objetivo y al final, ya digo, ¡¡¡MILAGRO!!!. No me afectó el muro que tan duramente me golpeó hace dos años en Málaga (llegó en el kilómetro 25 y pase los últimos 17 kilómetros malísimos) o el año pasado en Valencia (llegó más tarde, en el km 37, y no sufrí tanto). No me vine abajo, mantuve el ritmo, y finalmente bajé mi mejor marca al llegar a meta con un marca real de 3h24'57'' y un tiempo oficial de 3h25'10''.
Estoy encantadísimo. Y las zapatillas, las NB 1080, también cumplieron a la perfección.
Por cierto, desde aquí un saludo a mi cuñao, el granaíno, que por primera vez en su vida -y eso sí que es joío- ha bajado de 3h00'.

miércoles, 15 de febrero de 2012

100 programas 100

Hoy hemos celebrado en Onda Jaén Radio cumpleprograma. Tal mañana como hoy, pero de hace 100 días, 100 días laborales, echaba a andar “Buenos días, Jaén”. Es la propuesta de información matutina que cada jornada hace la radio pública de Jaén. Tres horas de información, entrevistas, opinión, música…. Un poquito de casi todo en torno a lo más cercano y, por tanto, representa lo que más le interesa a los jienenses y, como consecuencia, también a nosotros.

Hasta ahora todo el mundo ha tenido cabida en este espacio. Todo el que ha querido, porque también debo reconocer que algunas personas-colectivos-instituciones han preferido no estar ante los micrófonos de Onda Jaén Radio. Es su decisión. Nosotros la respetamos, no la compartimos, pero que cada cual haga de su capa un sayo. Al menos nunca podrán decir que se les cerraron las puertas de la radio pública.

Lo dijimos el primer día, y aún hoy lo seguimos manteniendo. Procuramos hacer una radio pública a la altura de lo que debe ser: servicio público y pluralidad. Y esperamos no defraudar a nuestros oyentes porque su decepción es también nuestro fracaso.

100 programas de esta nueva temporada. Igual a alguien le parece poco; y ciertamente lo sería en condiciones normales. Pero hay que tener en cuenta que hubo una época en la que esta propuesta fue aniquilada. Razones habría detrás, no lo dudo, pero entiendo que erróneas de todas todas. Por eso 100 ante la inmensidad del universo es realmente poco, una migaja, pero si la alternativa es el silencio, el "cien" suena como música celestial.

Ojalá dure.

sábado, 11 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (V): las zapas

Finalmente me he comprado unas zapatillas nuevas para correr el próximo domingo, 19 de febrero, el maratón de Sevilla. No lo tenía pensado. Mi idea era utilizar las Brooks Laungt (que habitualmente utilizo en las competiciones hasta media maratón) que son buenísimas, aunque dudo de su efectividad en la distancia de los 42,195 kilómetros. Mi cuñao el granaíno corrió con ellas, hace unos meses, el maratón de Lisboa y le fue bien, de ahí que mi intención fuera contar con ellas para, además, ahorrar un dinerillo porque... ¡¡estamos en crisis!!.
Tomada esa decisión, sí preveía comprarme unas nuevas para el maratón de Amsterdam (próximo octubre), pero sin prisas. Esperar una buena oferta, y con tranquilidad. Pero es que la oferta llegó hace unos días, y además de la mano de una de mis marcas preferidas, si no la más: New Balance. Para más inri, se trataba del modelo que yo ansiaba desde hace ya tiempo, y que por cuestiones financieras (son muy caras) no había podido adquirir. Pues bien, encontré las NB1080 rebajadas de un precio inicial de 144,90 libras a 38 libras, con gastos de envío gratis. ¡¡Chollazo!!.
Debo reconocer que la cosa no es exactamente así. Mi número costaba 144,90 libras, pero medio número más bajaba hasta las 38 libras (poco menos de 45 euros)... por lo que la cosa estaba clara.
El lunes me llegaron, y el mismo lunes empecé a rodar con ellas porque para el maratón falta una semana, y debo amoldarlas a mis pies, o mis pies amoldarlos a ellas.
La llegada de las zapas incrementan mis ganas de afrontar la carrera. Y es que siempre me ha ido muy bien con esta marca y este modelo. A excepción de mi debut en la distancia (Ciudad Real 2003, con unas Asics) y el pasado maratón de Valencia 2011 (Brooks Glycerin), siempre las he usado al correr los 42,195 kms en prueba oficial: NB 1061 en San Sebastián 2008, NB 1062 en Florencia 2009, y NB 1063 en Málaga 2010.
Os adjunto una foto para que comprobéis lo bonitas que son.

martes, 7 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (IV): buenas sensaciones

En esto del correr pasa como en la vida misma, es decir, un día estás fatal y al siguiente hecho un toro. Si hace dos domingos casi la palmo de la panzá de correr que me pegué, este último domingo acabé pletórico cuando mi participación en los diez kilómetros de Armilla -primera prueba del Gran Premio Diputación de Granada- se culminó con una media de 4,09 minutos por kilómetro. Mi mejor marca, y además con cierta solvencia. Incluso hay otros puntos interesantes que me sirven para subir la moral tales como que sólo me ganaron tres mujeres, o que quedé entre el 15% de los primeros llegados a meta.
Esto hace que afronte estas dos semanas previas al maratón (Sevilla, 19 febrero) con muchos ánimos porque me he demostrado a mí mismo que es posible. Ahora sólo falta rematar el tema con entrenamientos dimensionados y más o menos constantes, con otro día clave en este domingo donde haré a un ritmo tranquilo unos 20 kilómetros.
En ese momento ya estará todo decidido, y sólo restará ponerme en manos de Pili, mi fisio, para que me deje listo pal tostaero con una masaje de descarga... de escándalo. Ya tengo día y hora.
A pesar de todo, lo de correr un maratón sin prácticamente preparación me sigue pareciendo una locura; pero, como digo, a pesar de ello y cuando aún no he corrido el de Sevilla, ya estoy planteando otro, e incluso otros, para este año.
Ya os iré contando.

jueves, 2 de febrero de 2012

Loquillo estará en Jaén, o no

La presencia de Loquillo en Jaén el próximo 24 de febrero está siendo cuestionada en determinados ámbitos. El concierto -en el Teatro Infanta Leonor- fue anunciado por el Ayuntamiento hace algunos días, pero la acción judicial por la que se embargan las taquillas de Darymelia e Infanta Leonor -por una deuda del anterior concejal a una promotora- ha hecho que algunos duden de la actuación en la ciudad, e incluso hay quien da por seguro que no estará.
Hoy mismo he realizado varias gestiones, y los resultados son claros. En el Ayuntamiento no entran a valorar siquiera la no presencia de Loquillo; dan por seguro que estará porque nadie se ha manifestado en otro sentido. En la empresa Manuel Puentes -promotora del concierto- dicen lo mismo que en el Ayuntamiento. En Riss Music Producciones, responsable de la gira por Andalucía, dicen no saber nada del asunto, y dan por hecho que Loquillo estará. Desde Antípodas Producciones, la responsable del rockero, ni siquiera entrar a valorar el rumor. Loquillo no tiene por qué no estar.
Está claro, ¿no?. Pues eso.
Ahora bien. Tampoco es mentira que en el calendario de conciertos de Loquillo, en su WEB OFICIAL, el día 24 de febrero está libre. Jaén no aparece.