domingo, 18 de noviembre de 2012

Sorpresa

La sorpresa es mía, y no de mí para vosotros. Y la verdad es que ha sido negativa. ¿Cómo es posible que un tipo que tiene un blog no se meta en él durante más de dos meses?. Pues eso es lo que le ha ocurrido a un servidor.
Cierto que en este tiempo he (y estoy) volcado en otros proyectos, algunos de ellos también del ámbito de las redes sociales, o al menos del ciberespacio; cierto que las cuestiones laborales absorben cada vez más; cierto que la vida familiar es una prioridad; cierto que otro tipo de aspectos relacionados con el ocio, la formación, etc exige mucho tiempo y dedicación... Pero nada de esto sirve como excusa para justificar la falta de actividad en una publicación de este tipo, y aún de ningún otro.
Sobre todo cuando estamos a punto de celebrar nuestro cumpleaños, y más aún cuando hay personas que siguen interesándose por él, por lo que allí aparece, regańándome por el abandono, e incluso haciendo comentarios que he tardado meses en publicar simplemente por la falta de atención que le he tenido a El Catite en los últimos tiempos.
Hoy me he vuelto a animar, y me propongo firmemente que esto no vuelva a pasar. Antes muerto que sencillo, es decir, para esto, más vale cerrarlo.
Perdón a todos, y también gracias. El Catite returns!!!.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Entretenida y poco más

Una pareja de arqueólogos/científicos descubre en varias partes del mundo los dibujos que hacían en las paredes de sus cuevas los miembros de civilizaciones que han pasado por la tierra a lo largo de la Historia. En todas ellas, y a pesar de estar tan distantes en el tiempo (varios miles de años) que es imposible que coincidieran, encuentran un mismo elemento: un hombre muy alto indicando con su mano en dirección a una especie de sistema solar con varios planetas.
Estos científicos creen que son los creadores de la especie humana, que nos han visitado a lo largo de nuestra Historia, y que en cada visita nos han dicho que les busquemos en ese lugar.
Este es el argumento de Prometheus. Bueno, más bien el inicio, porque a partir de aquí nos cuenta la película el viaje de unos humanos muy avanzados (la acción se desarrolla casi en el año 2100) que parten en busca de su creador.
El argumento ya es de por sí enrevesado, aunque hay que reconocer también que llamativo. Además, la película se vende como la precuela de la saga Alien; y aunque el bichito aparece, su presencia es más que testimonial que otra cosa, y vendría a estar sólo para justificar ese dato: que a partir de aquí existe Alien.
Volviendo a Prometheus, hay que reconocer que es entretenida, resulta incluso intrigante mientras va desvelando todo eso que os cuento al principio, y también mientras la expedición llega al planeta en cuestión y encuentran... algo. Lógicamente no os diré el qué, pero algo encuentran, como todos preveemos antes incluso de entrar en la sala. Además, tratándose del origen de Alien, también podemos imaginar que muy bueno del todo quizá no sea.
No vamos a decir que la película es excesivamente fantasiosa porque, con ese argumento, es lo que menos se le puede criticar; y tampoco el que algunas de las cosas que pasan están más que forzadas, pero es que su misión es básicamente entretener y poco más: acción, tiros, aventura, imaginación... y aunque intenta provocar en el espectador cierto debate sobre quién creó a la especie humana, no lo consigue.
Por cierto, al final... no hay final... o sí?. Está cantada, al menos, una segunda parte.

domingo, 26 de agosto de 2012

Objetivo Ámsterdam (III): mejores sensaciones

Está siendo duro, tremendamente duro, el plan de entrenamiento para este maratón (próximo 21 de octubre). Básicamente es igual que todos los que he realizado hasta ahora (dos días a la semana de rodaje tranquilo, uno de series, y uno de tirada larga... así como dos días de gimnasio), con una pequeña diferencia en el hecho de que, como quiero hacer mejor tiempo en la carrera, pues los ritmos son un poquito más rápidos.
También es cierto que este año estoy haciendo más kilómetros que en años anteriores pues, por ejemplo, el año pasado llegué a los 1.000 kilómetros corridos el día uno de septiembre, y en esta ocasión llegué al mil un mes antes: el uno de agosto. Pero creo que la gran diferencia, la que marca el que algunos días haya estado a punto de darme un infarto, está en la gran ola de calor que estamos padeciendo. Yo intento evitarla corriendo muy pronto, en la mañana, o muy tarde, en la noche, pero hay días en los que resulta imposible.
El domingo pasado tenía tirada de 24 kilómetros; por cuestiones que no vienen al caso, en lugar de por la mañana, decidí hacerla a las ocho de la tarde porque había refrescado un poquito. Mi gozo en un pozo. En el kilómetro 12 no tuve más remedio que dejarlo, completamente agotado, y casi arrastrándome por el circuito que tengo marcado entre la zona del bulevar y el polígono de Los Olivares.
Pero como, para cabeza... la mía, decidí retomar la tirada en la mañana del martes, pero esta vez por la Vía Verde. Fue otro suplicio. Al final no pude llegar a los 24 kilómetros, y me volví en el kilómetro once para realizar un recorrido total de 22. Acabé cansadísimo, fundío... tanto que tres kilómetros antes de acabar me paré en la fuente que hay al inicio de la Vía Verde y me di casi una ducha del montón de agua que me eché por encima. Vamos, que cuando estaba cerca de Torredelcampo me daban ganas de seguir hasta el pueblo, y llamar a alguien por teléfono para que fuera a por mí.
Pero como no hay mal que por bien no venga, esas malas experiencias físicas también fueron muy positivas en lo mental -casi tan importante como lo otro a la hora de afrontar un maratón- porque cuando el cuerpo me pedía parar, la menta apostó por seguir adelante, y allí acabé como un campeón, casi muerto, pero llegando a la meta al fin y al cabo.
Todas estas malas experiencias han hecho que casi me plantee ir a Ámsterdam (es broma, eh!!), pero sí que he pensado en varias ocasiones "!Qué necesidad tengo yo de esto!".
En definitiva, unas sensaciones malísimas, pésimas, durísimas que, afortunadamente, hoy han cambiado... a mejor. Hoy tocaba súper tirada de 28 kilómetros. Otra vez por la Vía Verde, y otra vez por la mañana.
Con la moral un tanto tocada, afronto a las 7,00 horas el inicio tras despedirme del gentío en el entorno de la Bariloche (parecía la calle Preciados en hora punta de Navidad). Y la verdad es que la cosa ha ido muy bien. A ritmo tranquilo pero continuo, en la ida un poco más lento porque es subida, llegando hasta el túnel de Torredelcampo, y regreso un poquito más rápido. 
Al final, buenísimas sensaciones, acabo cansado pero dentro de lo normal, y no fundido como en los días largos anteriores... y con un tiempo medio de 5'02'' el kilómetro.
Esto ha cambiado. Verás cuando pille las calles de Ámsterdam a unos pocos grados bajo/sobre cero. Lujazo. Ya lo estoy deseando... bueno, ya veremos cuando dentro de dos semanas haga los 30 kilómetros que me tocan ¡!.

lunes, 20 de agosto de 2012

De regreso a la Tierra

Ayer fue el día de mi regreso. Ha sido una semana de completa ausencia en mis quehaceres ordinarios; me refiero, lógicamente, a los de por obligación
Y la verdad es que nunca viene mal dar de lado a tanta y tanta cosa ¿innecesaria? para dedicar todos tus esfuerzos a las aficiones, al hacer por placer, porque quiero, porque me gusta... Ya se lo escuché al principio del verano a alguien que se iba de vacaciones y realizaba públicamente una especie de propósito estival al asegurar algo así como que "nunca podrás disfrutar plenamente si antes no estás dispuesto a desperdiciar a borbotones tu tiempo libre". 
Y a algo parecido a eso es a lo que me he dedicado intensamente esta semana... diez días, diría yo. Nada de noticieros, ni televisivos ni radiofónicos, tampoco el periódico, los libros de estudio -que son muchos- aparcados en la estantería... Y sí mucho running, eating, fiestuquing, drinking, sleeping, nocturning... y alguna afición más que aquí estaría fuera de lugar.
Se ha tratado de una especie de retiro espiritual del mundanal ruino para recordar viejas y muy queridas aficiones, al lado también de esa gente que siempre ha estado y está ahí, pero que el atronador quehacer diario te la sitúa a miles de kilómetros de distancia.
Semana sabática, digo, que tampoco va a acabar de golpe. Aún quedan un par de semanitas para ir acoplándose poco a poco a la gravedad. 15 días de descompresión que habrá que tomarse con filosofía para acabar de cargar las pilas.
Por cierto, el reencuentro con la báscula no ha sido tan brusco como preveía. BIEN!!.

sábado, 4 de agosto de 2012

Pudo haber sido un gran día pero...

Hoy pudo haber sido un gran día, pero ha sido todo lo contrario. Y no estoy hablando de los resultados cosechados por los españoles en los Juegos Olímpicos de Londres. No.
Me estoy refiriendo al mundo del periodismo en este país, y en concreto a que hemos dado un pequeño paso atrás -confiemos en que no sea un gran paso para el resto de...- en lo que a periodismo de calidad se refiere. Efectivamente, me parece bastante negativo que se haya cesado a Ana Pastor de los Desayunos de TVE.
Estoy seguro de que nadie en este país está más contrariado que yo por ello -como mucho, lo mismo- porque, y quien me conoce lo sabe, ME ENCANTA ESTA MUJER!!. Me he declarado, y aún hoy lo mantengo, seguidor de Anita, que diría algún ínclito presidente sudamericano. En el mucho e intenso seguimiento que he hecho de su trabajo en estos años en RTVE creo haber disfrutado de algunos de los eventos más importantes del periodismo español -por prudencia no voy a ir más allá, pero se podría con total tranquilidad- al presentarse Pastor como una periodista incómoda, muy incómoda, para sus invitados. Y eso es siempre digno de agradecer en un país en el que, como el nuestro, todo está tan contaminado por la connivencia política.
Me declaro seguidor de cuando Ana hacía eso. Y también me revelo como su crítico más incisivo cuando, al tener enfrente entrevistados con los que era afín, la beligerancia entrevistadora se convertía en poco menos que una invitación al lucimiento del amigo. Sirva como ejemplo de estos dos casos la dura y para mí magnífica entrevista realizada al presidente de la CEOE poco antes de la última huelga general, y la muy deficiente que hizo a los líderes sindicales de UGT y CCOO en ese mismo contexto.
En cualquier caso, y valorando las unas y las otras, sigo defendiendo que Ana Pastor debería seguir en su puesto porque, seguro estoy de ello, ella misma va reconduciendo su parcialidad a una imparcialidad más que deseable para quien trabaja en un medio público.
Dicho esto, también quisiera mostrar mi perplejidad ante los tremendos ataques que están sufriendo a través de las redes sociales quienes la han cesado. Entiendo perfectamente la defensa que se hace de la periodista -yo también la haga hoy aquí-, pero también hay que tener en cuenta que cuando ella llegó, alguien tuvo que dejar el sillón que Pastor pasaba a ocupar. Es decir, se va de la misma forma que llegó: por la decisión de alguien.
Estoy totalmente en contra de que estas cosas se hagan así -Ana Pastor no es la única, hay, ha habido, y habrá más casos-, pero por suerte o por desgracia así es como está esto montado. Por tanto, y hasta que eso cambie, debemos aceptar la norma; y quizá a la vez trabajar, luchar, actuar... para que se cambie, y que RTVE en lugar de ser una televisión de partido político (como son también las autonómicas...), sea una televisión de país.
Hasta entonces, me parece muy mal lo de Ana Pastor, pero tengamos un poquito de honestidad, y analicemos su caso de igual forma que el de todos los periodistas... ¿de España?. De no ser así, estaríamos siendo tendenciosos. Y eso es lo que creo que está pasando.
Acabo: ¡¡Me encanta esta mujer!!

domingo, 22 de julio de 2012

Esperpéntico

Sigo sin tener suerte este verano a la hora de elegir películas que ver en el cine. Aunque también es cierto que yo no he elegido ninguna de las tres sufridas en las últimas semanas. A saber: Blancanieves y..., Tengo ganas de ti, y el último bodrio, Sombras tenebrosas.
Lo cierto es que lo de Sombras Tenebrosas me ha decepcionado porque con ese argumento un tanto especial, y la presencia de Johnny Depp, esperaba algo más.
La película es malísima. El argumento no sé muy bien donde se sitúa, si en el humor, lo desagradable, el intento de ser gracioso... y al final es un auténtico despropósito. Está calificada para mayores de siete años, y creo sinceramente que se han quedado cortos porque hay escenas tremendamente desagradables para pequeñines de esas edades. Doy fe.
Igual el término para definir la película es usando el término esperpéntico que, tirando de DRAE, se define como "hecho grotesco o desatinado".
Fuimos varios matrimonios cargados de niños... y todos acabamos sorprendidos por la cutrez de lo ofrecido.
Lo mejor fue el bocata que me metí y la lata de cerveza El Alcázar, fría, fría, fría. Es que fue en el cine de verano de La Alameda.
Siento seguir con la misma cancioncilla, pero otra que no merece la pena ver.

viernes, 13 de julio de 2012

Requiere preparación psicológica

No estoy teniendo demasiada suerte en este inicio de vacaciones a la hora de ir al cine. Digo buena suerte, porque mi experiencia estos días viene a ser algo así como "De bodrio en bodrio y tiro...".
Si el otro día os hablaba mal de Blancanieves y la leyenda del cazador, hoy os digo que, tras ver Tengo ganas de ti, yo le daba el Óscar a Blancanieves; incluso llegué a echarla de menos en esta segunda malísima experiencia.
La película no sólo es mala de solemnidad en lo que a argumento se refiere, sino que carece de total originalidad en cualquier de los aspectos que quisiéramos analizar. El único atractivo que tiene es ver al cachas Mario Casas que, como alguien ya me apuntó cuando le dije que iba a ir, "te vas a hinchar de verle el torso desnudo". Y básicamente así es. Bueno, a él, y las tetas a la protagonista femenina. A mí me atrae más lo segundo que lo primero, pero en cualquier caso no se trata de una razón suficiente como para gastarme más de seis euros en ir al cine.
Pobre, muy pobre.
Me consuela el que no fui el único desilusionado, sino que les pasó lo mismo a la casi totalidad de las jovencitas que poblaban la sala; incluso ellas no podían evitar soltar carcajada tras carcajada en determinadas escenas de la peli, y hubo algún grupete que abandonó el cine comentando entre risas lo mala que era la película.
Después he sondeado a posibles clientas del bodrio, y parece ser que en el sector se comenta y con fuerza que es muy mala, y que no vale la pena.
Pues nada. Ya no hace falta que os lo diga yo. 
Poco fruto le han sacado a la historia de un chico que se debate entre el amor de dos chicas, con las también dudas y particularidades que tiene cada una de ellas de dicha relación.
En cualquier caso, y si finalmente decidís verla, os recomiendo cierta preparación psicológica previa. No viene mal.

martes, 10 de julio de 2012

El cuento al revés

Para una vez que creía íbamos a ver una película que gustaría a toda la familia, resulta que me encuentro con un bodrio más, de esos muchos -demasiados últimamente- que se pueden sufrir por esas salas de Dios. 
Mi preocupación, ya en el cine, era que mis niños -todavía son muy asustadizos, quizá en exceso- no tuvieran pesadillas tras ver Blancanievas y la leyenda del cazador. Ellos querían verla pese a que todavía hubieran necesitado unos añitos más para cumplir con la recomendación de edad que tiene la película, y yo acepté porque a mí me apetecía verla. Ya digo que me he tragado -y lo que te rondaré morena- auténticos bodrios simplemente porque ellos son quienes eligen... y aquí la cosa me beneficiaba.
Mi precaución inicial se convirtió rápidamente en una nueva desesperanza porque la película es malísima. Efectivamente el argumento de fondo es el clásico cuento de Blancanieves, aunque versionado con un trasfondo guerrero de la Edad Media, con damiselas, caballeros y príncipes. Y no falta ni la Reina malvada, ni la Princesa inocente, el caballero protector, el príncipe enamorado, los siete enanitos, el espejito espejito quién es la más bella, la manzana y, por supuesto, el beso.
La cosa podría haber ido más o menos bien, sobre todo teniendo a una tipa guapísima como Charlize Theron en el papel de la envidiosa oficial del Reino -envidia de guapura-, pero todo se viene abajo cuando de quien tiene envidia esta rubia impresionante es de la hierática Chris Hemsworth (la de los vampiros y hombres lobo de los crepúsculos, lunas nuevas, etc, etc, etc). ¿Cómo puede tener envidia la Theron de la Hemsworth?. Y no porque ni siquiera permita -yo- la comparación en lo que a belleza se refiere, sino tampoco en interpretación ya que la aspirante a vampira en películas anteriores lo borda sea cual sea el papel que haga, es decir, siempre tiene la misma cara que no dice nada, con la vista baja, interpretaciones forzadísimas y, sobre todo, diálogos casi inexistentes, quizá porque la chica no da más de sí. De hecho, da una arenga final a su ejército que seguramente pase a los anales de la historia del cine por lo absolutamente nada creíble que resulta.
Ya digo que entre comentarios y risas de lo mala que es la peli, alguna cabezadita de varios de los presentes -mi hija se quedó frita más o menos a la mitad-, la sensación final es que me quedo con la Reina en lugar de con la Princesa. Algo así como el cuento al revés, pero claro cuando optas por gente mala, el final no puede ser mucho mejor.
Como tantas otras, abstenerse de ir.

domingo, 8 de julio de 2012

Un juicio un tanto viciado

Resulta más que evidente el argumento del último libro que he acabado con solo ojear el título: El día de la cuenta: Juan Pablo II a examen (Jesús López Sáez. Meral Ediciones SL. Madrid, 2005. 532 págs).
Efectivamente. Estamos ante un juicio al penúltimo Papa que ha dirigido a la Iglesia Católica, y paradójicamente uno de los más queridos, al menos, por los fieles. Por eso mismo, por lo popular, carismático, amado, alabado... que fue y aún hoy sigue siendo Juan Pablo II (casi desde el día de su muerte se inició proceso para hacerle Santo), me atrajo la lectura de este libro dado que era ir contra el sentir mayoritario, y eso es algo que yo suelo prodigarme bastante.
Tuve conocimiento del libro por un reportaje visto en televisión, y al día siguiente llegó a mis manos cuando, tras comentarle de su existencia a un conocido, éste me dijo que lo tenía. Sorprendido (yo), entendí que a lo mejor era una señal divina para que iniciara su lectura. Y a ello me puse.
Con el tomo en mis manos supe que no es la primera vez en la que el autor le da leña al Papa, sino que ya hizo lo propio en un libro anterior: Se pedirá cuenta.
Este examen a Karol Wojtyla es por la responsabilidad que pudo haber tenido en la muerte de su antecesor Albino Luciani (Juan Pablo I); no lógicamente porque fuera el responsable de la misma, sino por la nula investigación posterior realizada por el Vaticano sobre dicha muerte, y a la que Jesús López se refiere como "esa herida mal cerrada".
Ante este contexto me resultó tremendamente atractivo el libro, tanto por los planteamientos realizados por el autor, como por su forma de actuar en la que manda copias a determinados obispos y cardenales, algunos de los cuales vienen a darle su bendición para que siga adelante, mientras que otros se oponen frontalmente. Un ingrediente más que da sustancia a la obra.
Tras un inicio ciertamente que engancha, creo que López Sáez pierde un poco el norte, o al menos yo sí que me pierdo, cuando empieza a hablar de conexiones por todos sitios entre banca, mafia y Vaticano; además de realizar continuas referencias a la también participación del Opus Dei y la masonería.
Sigue perdiendo atractivo cuando el análisis de Juan Pablo II se remonta a su etapa de obispo y cardenal, y a cuestionar muchas de las actuaciones realizadas entre las que me llama la atención la campaña que venía realizando el propio Wojtyla desde hacía décadas para llegar a ser Papa.
Ese interés inicial va tornándose en un sentimiento de insoportabilidad al libro que, en ocasiones, se convierte casi en animadversión. De hecho, en varios momentos estuve por abandonar su lectura haciendo bueno aquello de "Hay tantas cosas por leer en este mundo y la vida es tan corta, que debemos seleccionar muy bien lo que se lee". Sin embargo, decidí seguir adelante con la esperanza de que la tendencia mejorara. Pero fue a peor. El colmo lo encuentro en esas páginas finales en las que se enjuicia prácticamente todo el papado de Juan Pablo II, llegando en un último momento a analizar la situación política internacional de la época en algo que, para mí, está fuera de lugar, al menos con el planteamiento inicial de la obra. Es más, me parece que lo que se hace es un juicio a la labor apostólica de Wojtyla, y eso, lejos de ser novedad, es algo que se puede aplicar, no ya a cualquier Papa, sino a cualquier responsable público e incluso persona privada.
Estaríamos, por tanto, ante otra cosa y no ante ese examen a Juan Pablo II por lo ocurrido con Juan Pablo I. O, al menos, gran parte de la obra se destina a ese otro objetivo que, insisto, no es lo que yo buscaba encontrar.
Tan dura me ha resultado la lectura del libro, que he tardado once meses en dar fin a una especie de suplicio que, en la confianza de que una segunda ocasión sea objeto de mayor aprovechamiento por mi parte, tengo intención de abordar pero una vez haya leído su antecesor.

martes, 26 de junio de 2012

Sorpresa o quizá... sorpresón!!

Pasa un martes más, y seguimos sin delegados provinciales. Dos huecos están vacantes en Jaén desde antes de las elecciones autonómicas, y el resto de partebacalaos/as está en funciones desde, parece, hace ya demasiado tiempo.
Hay muchos dimes y diretes corriendo por los mentideros de la ciudad, e incluso de la provincia. Aunque hay uno que podría tener visos de llegar a algo. Se trata del nombre de la persona que ocupe la delegación de Educación. 
De confirmarse lo que he escuchado sería, más que sorpresa, una auténtico sorpresón. Es cierto que casi no le sería nuevo el cargo porque ya ocupó hasta no hace mucho otro de bastante responsabilidad, más jodido incluso, que éste; tampoco es menos cierto que no lo está pasando demasiado bien desde que se ha reincorporado a su puesto de trabajo (lo tenía "abandonado" desde hace siglos por dedicarse a esto de la política)... pero ya digo que, de confirmarse ese nombre, más de uno pondrá cara de póker.
Al tiempo.

domingo, 17 de junio de 2012

Objetivo Amsterdam (II): cuelgo las botas

Tras la participación en el maratón de Sevilla, el pasado mes de febrero, y la preparación de alguna media para intentar hacer marca, comencé mi periodo vacacional (atléticamente hablando, claro) que aún mantengo estos días. Mi próxima cita será allá por San Lucas, en Amsterdam, donde participaré en mi segunda maratón de este año, y el sexto de mi vida tras Ciudad Real (2003), San Sebastián (2008), Florencia (2009), Málaga (2010) y Valencia (2011).
Llevo, por tanto, bastantes semanas de cierto descanso (que no absoluto) de cara al inicio, a mediados del próximo mes de julio, el plan para intentar abordar en Amsterdam las 3h20'.
Semanas de descanso en las que he vuelto a tontear con el fútbol, tras varios años sin probarlo. Y aunque durante algún tiempo la cosa ha ido bien, finalmente llegó lo que tenía que llegar: la lesión. Normalmente eran los isquio o los tobillos, pero en esta ocasión la molestia llegó al abductor. En mi vida me había fastidiado eso... pues mira por dónde, me tocó ahora.
Menos mal que sólo me fastidió una media, que aunque fue jodido, finalmente pude recuperarme -gracias a Pili, la fisio con magia en las manos-, y aunque hice la carrera con cierta solvencia, no pude mejorar marca. Por sólo tres segundos sobre mi mejor media, pero no pudo ser debido al dichoso fútbol. Ese fue el momento en el que más rabia me dio el volver a las canchas.
Y, como digo, menos mal que ha sido en temporada de descanso porque si es unas semanas antes del maratón, me da un infarto.
Ante esta nueva experiencia negativa, he tomado la decisión de colgar las botas. No volveré a jugar al fútbol. Es demasiado agresivo para un atleta... de élite.
A ver hasta cuándo aguanto.

martes, 12 de junio de 2012

Como en las películas


No tiene mayor interés lo que os voy a contar hoy, pero no he podido resistirme por la mucha ilusión que me hace transmitirlo. 
Me ocurrió hace unos días. Iba yo a Las Infantas por una cuestión que no viene al caso, y cuando me disponía a entrar con el coche en el núcleo urbano me encuentro con que las puertas están cerradas. Sí... el paso a nivel con barreras estaba bajado porque venía el tren.
¡Vaya, vaya!. En mi vida había presenciado algo así, más allá de lo mucho que lo hemos visto en las películas.
Pues, nada. Aquí tenéis el momento en el que pasó delante mía el gigante de hierro. Como un niño, le dije sonriente ¡¡¡Adiós!!!.
¡Qué ilusión!

martes, 5 de junio de 2012

Examen obligatorio para políticos


Tengo que reconocer que me cuesta trabajo digerir el que responsables de instituciones públicas dejen en la más absoluta de las ruinas a sus ayuntamientos, comunidades autónomas, o el gobierno de la nación, y no pase nada. No pasa nada a esos responsables, porque se van a un dorado retiro, e incluso en ocasiones pasan a la oposición, ganando un pastón, y con un halo en la face que parece que se ríen de todos nosotros.
Creo sinceramente que todo político debería pasar un examen tras dejar el cargo. No un examen según la legalidad vigente, sino según el sentido común, es decir, que si han gestionado los recursos públicos con acierto, chapó; pero si se demuestra que gastaban a manos llenas a sabiendas que después no podrían pagar y, con ello, arruinando a miles de empresarios, trabajadores, etc... Pues llegado ese caso, respondan penal y civilmente, esto es, que les sean embargados sus bienes para tapar el agujero generado, y además vayan a la cárcel cuando con su patrimonio no sea suficiente.
Ya digo que me hace casi una úlcera el que se vayan de rositas tras una mala gestión. Pero eso no es lo peor. Considero más inaguantables todavía a aquellos que, tras haber dejado un ruinón, se permiten el lujo, desde la oposición, de dar lecciones de gestión a quienes gobiernan. ¿Cómo es posible que usted, que hace dos telediarios estaba gobernando y lo hizo no mal, sino fatal, venga ahora a darme lecciones a mí, el heredero de su ruina, cuestionando mi gestión, y diciéndome qué debo hacer para sacar las castañas del fuego? ¿Por qué no lo hizo usted antes?
Es el colmo de los colmos, el colmo de la desfachatez, la caradura llevada a la máxima expresión. Y lo peor es que lo hacen sin despeinarse, como si no hubiera pasado nada, y yéndose de rositas tras haber dado su clase magistral. 
No sé si soy excesivamente duro, pero visto lo visto, estando las cosas como están, para todos esos pediría la pena de muerte... pena de muerte política y social, lógicamente.

sábado, 2 de junio de 2012

Esperemos al DVD

Resulta difícil encontrar una película en el cine que sirva para toda la familia. Lo habitual es que los papás nos sacrifiquemos viendo.... barbaridades. Pero todo sea por la causa. 
En esta ocasión no fue tan mal. Men in Black 3 es entretenida. Y aunque los peques no la entendieron demasiado (tienen 7 y 11 años), salieron contentos.
Viene a ser más de lo mismo. Los chicos de negro contra los extraterrestres malos, porque también hay buenos; aunque en esta tercera parte todo se hace un poquito más complicado con un viaje al pasado, con conflictos entre tiempos.... en fin.
Me quedo con dos cosas. Una, la anécdota que cuentan de un tal Mick Jagger.Y Dos, ese extraterrestre  que les echa una mano en la lucha contra los malos, y que me ha resultado... entrañable.
En definitiva, entretenida y poco más. No pasa nada por esperar a verla cuando salga en DVD.

viernes, 25 de mayo de 2012

PO-DE-MOS!!


Quizá no sea éste el momento más adecuado para publicar esta foto, pero ya evité hacerlo el día de la final de la Europe League, y la cosa no salió bien.
Aquí tenéis un baldosín decorativo que ha estado toda la vida en mi casa, y con el que me siento tremendamente identificado. 
A ver si hoy es posible.

martes, 1 de mayo de 2012

Reivindicación confusa



Hace unos días me llegó esta fotografía en un e-mail. La verdad es que se trata de una reivindicación que lleva a la confusión. ¿No creéis?

domingo, 22 de abril de 2012

Envidia de cutis

Joder!!!!. No sabía que llevaba tanto tiempo sin publicar nada. Es que entre tanto twitter, facebook, portal deportes.... no tengo tiempo casi pa ná.
Bueno, pues por eso mismo, porque llevaba bastante sin publicar un catite me resulta especialmente grato regresar a la normalidad con éste por su contenido. Y es que quisiera aprovechar la ocasión para un agradecimiento muy especial.
Quisiera dar las gracias a la persona del Patronato Municipal de Deportes que ha hecho posible que este fin de semana tenga yo un cutis que es la envidia de todo el bloque. Y para ello sólo ha sido necesario adelantar en  unos meses la primera ducha con agua fría del año. Habitualmente suelo dármela allá por finales de junio o principios de julio, pero en este 2012 fue ayer sábado, 21 de abril, cuando la disfruté. Tras jugar en Las Fuentezuelas un partido de fútbol sala perteneciente a los Juegos Deportivos Municipales, acudimos como cada semana a ducharnos a los vestuarios, y nuestra sorpresa fue que sólo había agua fría. Y mira que esperamos rato, pero el humillo de la caliente no aparecía por ningún lado.
Los más..... cagaíllos se marcharon a los vestuarios del campo de césped y se lo perdieron. Pero en el equipo estamos varios novios de la muerte que, recordando viejos tiempos de la mili, optamos por meternos bajo el chorro de agua helada.
Cierto que al principio no fue agradable, sobre todo en esos segundos iniciales en los que se te corta la respiración, justo después de que el líquido elemento corra cogote abajo. Pero con unos pocos saltos a modo de calentamiento, incrementando el ritmo de la respiración, y echándole... valor a la cosa, acabamos con una piel que, como digo, es la envidia del bloque y de parte de la barriada.
Me gustó tanto que esta mañana he intentado repetirlo en la ducha de mi casa. Pero no ha podido ser. No porque al primer salto que he dado me he empotrado contra la mampara, y casi me la cargo; además del susto que se ha llevado mi esposa que todavía estaba en la cama. Claro, es que en casa no tengo el espacio que ayer teníamos en las duchas de Las Fuentezuelas para ir de aquí para allá, alternando el driblin más exquisito al chorro, con el placer de sentirlo caer de lleno por la coronilla.
Ya estoy deseando que llegue el próximo partido para volver al disfrute. Lo que pasa es que esta semana, por la cosa del puente, no hay competición y quizá para el 5 de mayo -que es el siguiente partido- haga ya demasiado calor. Pero, bueno, lo de ayer ya no nos lo quita nadie.
Lo dicho, gracias de todo corazón.

martes, 10 de abril de 2012

La crisis tiene dueño

Vivimos unos días de auténtica locura. Me refiero a lo económico. Ya hace tiempo que, yo al menos, no entiendo muchas cosas, pero lo de estas últimas horas/días me sobrepasa absolutamente. Esto no sólo no hay quien lo entienda sino que además parece que no hay quien sea capaz de meterlo por verea.
Ya estoy más que harto con tanta reforma, contrarreforma, copago, repago, ajuste, recorte, racionalización... ¿Qué diablos está pasando? Todos sabemos, sufrimos, que estamos en crisis, pero ¿sabemos cómo salir de ella?. ¿Saben quienes nos dirigen dónde está la puerta de salida?. Aunque no hace muchos meses así lo creía, hoy lo dudo, y bastante.
Estos días de Semana Santa me he reencontrado con gente a la que no veía desde hacía ya tiempo. Y en la conversación que mantuve con una de estas personas quizá podría estar la clave de parte, no sé si grande o no, de cuanto está pasando. O, al menos, de por qué está pasando lo que está pasando.
Un conocido, camino ya de los 60, lleva en paro bastante. Tanto que, en seis meses, pierde lo que él llama el paro grande. Es decir, lo que recibe de desempleo tras muchos años de trabajo en la construcción. Ahora, tras otros pocos años sin encontrar trabajo a pesar de buscarlo a conciencia, y ante la inmediatez del agotamiento del desempleo, se plantea marcharse a Francia, a la manzana, porque aquí no encuentra nada. A mi edad tener que hacer esto, se lamentaba.
Es crítico, muy crítico, con sindicalistas -y eso que son los míos, tampoco se tapa en reconocer-, con gobierno actual y pasado, con oposición anterior y actual... También consigo mismo porque en la construcción, y durante años, tuvo una nómina de 1.400€/mes, pero ningún mes bajaba de 3.000€, y muchos incluso llegaba hasta los 4.000€.
¿Qué pasaba con la diferencia?. En negro; sin pagar impuestos ni él ni el jefe, y por ello recibiendo otro tipo de beneficios pensados para quien no tenía, y él oficialmente no tenía, aunque realmente la cosa era distinta, muy distinta. Cuando no tiene es ahora... pero ya es tarde.
Es sólo un ejemplo que no tiene vocación de convertirse en conclusión científica, pero se trata de un caso real como la vida misma. Un ejemplo más que clarificador de esta España, en crisis, en gran medida... por los españoles. De todos, o casi porque, en otra ocasión, podemos hablar de subvenciones a empresarios, de dinero que se pierde entre los mismos administradores públicos que los controlan, de cursos de formación en organizaciones sindicales, de políticos.... ¿seguimos?

lunes, 2 de abril de 2012

John Carter: abstenerse de ir

Una vez más he salido perdiendo a la hora de elegir una película para ver en el cine, y que nos gustase a toda la familia. Sigue primando la dictadura de los niños, mientras que a los mayores nos toca jo....
Hoy he sufrido algo casi insoportable: John Carter.
No voy a perder demasiado tiempo. Mi consejo es que os abstengáis de ir a verla. Igual sí es tragable cuando salga en DVD, y estemos tirados en casa, una tarde de lluvia, sin nada que hacer, y con ganas de echar un ratillo de cierta pérdida de tiempo.
Lo único medio pasable es que salen tíos y tías buenorros y buenorras. Por lo demás, lo dicho, res de res. Sin duda, una de las peores películas de la Historia.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Pila con solera


Se ve que el otro día se fue la luz en mi casa porque cuando llegué al dormitorio, el radio-despertador había perdido la hora buena y estaba mal. Me cabreé porque lleva una pila para esos casos, es decir, para que cuando tenga falta de corriente eléctrica tire de la pila y no se pierda ni la hora, ni las alarmas predefinidas, etc.
Ya digo que me enfadé y me pregunté por qué perrillera marca de pila habría comprado para que no durara prácticamente nada. Si es que, al final, lo barato sale caro.
Pues bien, cuando fui a cambiar la pila me llevé una sorpresa. Era y es la que tenéis arriba, es decir, ¡¡¡marca Pryca!!!. Y el Pryca creo que cerró hace ya algún tiempo, ¿no?. Se ve que llevaba tiempo sin cambiarla.

jueves, 22 de marzo de 2012

Piquete informativo en el botellón

Este señor que tenéis a la derecha se llama José María Sillero. Médico ya jubilado (pasa las ocho décadas), se trata de un prestigioso internista que fue de nuestro país e incluso de más allá, prolijo escritor, una de las personas más cultas que he conocido... Algo así como una EMINENCIA, si él me lo permite.
Pues bien, además es tertuliano en Onda Jaén Radio, por lo que nos vemos cada jueves de 9'00 a 10'00 horas en el programa Buenos días, Jaén. Hoy ha estado allí, como siempre -salvo causa de fuerza mayor-, y al tocarle el tema del macrobotellón previsto para hoy en nuestra ciudad, y también para el próximo día 29, nos ha sorprendido a todos porque traía preparadas unas líneas dedicadas precisamente a este asunto. A mí me ha gustado especialmente algo de lo dicho, de ahí que me permita reproducirlo en este catite: "...Con la repetición, los binge drinking (tal y como se describen en inglés) pueden comprometer el cerebro, hígado, páncreas y hasta el miocardio de no pocos adolescentes, a los que los excesos pasarán factura en una mañana no muy lejana...".
Por esto nombro oficialmente, en este momento y por el día de hoy, a José María Sillero piquetero informativo oficial del macrobotellón de Jaén.

domingo, 18 de marzo de 2012

Día completo y con sustancia

La jornada de hoy ha sido completita. A las seis de la mañana ya estaba en pie haciendo unas cosillas que tenía que hacer. A media mañana, camino de la boutique calé toxiriana. Dejo allí a las mujeres, y empiezo un rodaje de 22 kilómetros por la Vía Verde, dirección Jaén.
Regreso a casa, descanso un poquito, y por la tarde, a las cinco, entrenamiento de fútbol sala de un equipo que hemos montado unos colegas para participar en los Juegos Deportivos Municipales.
Después, una visita rápida a los estudios centrales de Onda Jaén RTV para preparar el programa de radio de mañana.
Tras publicar alguna cosita en www.jaenenjuego.com, aquí me tenéis escribiendo estas líneas. Y ahora, antes de acostarme, hay que echarle un vistazo a la prensa, que hoy viene bastante interesante.
Lo dicho, jornada completa e intensa. La cual no hubiera sido posible sin la comida de mediodía. Un cocido a la vieja usanza que ha hecho en mi pueblo mi tío Fernando. Buenísimos los garbanzos, con un caldo que casi se cortaba, y.. ¡¡¡qué decir de la pringá!!!!. Simplemente relamerse: morcilla, carne, tocizo ibérico y también de carne. ES-PEC-TA-CU-LAR.
Aquí os dejo una foto, básicamente para dar envidia.

jueves, 15 de marzo de 2012

Lo que hace la necesidad

Dice el siempre sabio refranero que Dios aprieta pero no ahoga, aunque muchas veces lo dudemos. La cosa está que arde, y los aprietos nos llegan por todos sitios. Un ejemplo es la fotografía de arriba. Se trata de un compañero de trabajo, y la he tomado sin que él se diera cuenta.... Bueno, se ha dado pero cuando ya estaba hecha, es decir, que no se trata de algo preparado sino espontáneo.
¡¡¡Si es que la necesidad es mucha!!!... tanta que ni siquiera tenemos tiempo de hablar, como antiguamente, con las personas de una en una sino que hemos inventado la multiconferencia; lo que pasa es que ante la imposibilidad de disponer de un teléfono de esos inteligentes que lo hacen casi todo, pues aquí Fran la pone en práctica al estilo mengibareño.
Por cierto, ¿cuál será la actividad de Fran?.... quiero decir la actividad principal...

domingo, 11 de marzo de 2012

¿Qué hacer ante la huelga?

Las cartas están ya encima de la mesa. Los sindicatos han confirmado la convocatoria de huelga general para el próximo 29 de marzo, y hoy han realizado una especie de simulacro con manifestaciones por todo el país. Piden al Gobierno que rectifique y evite el parón. Rajoy dice tenerlo claro, y asegura que no va a dar marcha atrás.

A partir de estas dos posturas, totalmente distantes y enfrentadas, las gentes/instituciones/partidospolíticos/organizacionesdetodotipo/etc se suman a una u otra.

Yo debo confesar que no lo tengo claro. Nada claro. Y lo he intentado. Desde que se anunciaron las reformas que dan origen a la huelga he estado leyendo e informándome aquí y allá para hacerme una idea de si la reforma es buena o mala. A día de hoy creo que es mala para quienes tienen trabajo, porque supone una disminución de sus derechos; pero parece ser que a la vez es buena para aquellos que están en el paro porque supone una mejor opción para incorporarse al mercado laboral. ¿Es entonces razonable convocar una huelga? ¿Y sumarse a ella?. Aún me encuentro en esta fase de... pensamiento.

Aunque el otro día alguien introdujo un nuevo elemento en este debate personal. José García Roa, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Jaén y tertuliano de ondajaén radio, se mostraba totalmente contrario a la huelga, y decía que los sindicatos actuales están anclados en el pasado, con una concepción del sindicalismo más propia del siglo XIX. Decía esta incuestionable voz autorizada en la materia económica que los sindicatos “entienden que hoy día el trabajador busca trabajar lo menos posible y ganar lo más posible, mientras que el empresario busca conseguir los mayores beneficios a costa de explotar a sus empleados, y él -el empresario- moviendo los cables desde su chalé, magníficamente vestido, y conduciendo un coche de alta gama”.

Sin embargo, continuaba García Roa, “esto no ocurre”. Como ejemplo ponía a la provincia de Jaén. “¿Sabéis cuántas SA hay en la provincia de Jaén? (preguntaba). Unas 500. ¿Y SL?. Unas 5.000. ¿Y autónomos?. Casi 30.000”. Es decir, “que el empresario tipo, mayoritario, hoy día es un currante que está toda la jornada laboral con el mono puesto, trabajando codo con codo con sus empleados, y que cuando alguien acude a la empresa preguntando por él no se le distingue del resto de trabajadores”.

Interesante, ¿verdad?. Otro dato para la reflexión. Ya hablaremos.

martes, 6 de marzo de 2012

Decir lo nombres, o no decirlos.

No sé si es real, o no, el cabreo que presuntamente se habría producido en el sector aceitero al hilo de la denominada Operación Lucerna (esa actuación policial por la que la Guardia Civil habría desmantelado una red que compraba aceite de aguacate y de palma procedente de Sudamérica para, después, hacer las mezclas oportunas y venderlo como aceite de oliva virgen extra).

Utilizo el término "presunto" porque, según publicaba ayer Diario Jaén, el sector estaría que arde reclamando al Subdelegado del Gobierno que se diga públicamente las empresas aceiteras que han participado en el fraude, en lugar de limitarse a hablar de forma genérica de la provincia de Jaén. Y hablo de "presuntamente" porque el Subdelegado también ha dicho que aquellos que se han puesto en contacto con él para pedir información se les ha facilitado, siempre dentro de lo que permite la investigación y la legislación.

Al margen de que esto haya sido así, o no, y de que detrás de todo ello pueda haber cosas que trascienden lo meramente informativo, o no, sí me resulta tremendamente atractivo el debate que suscita: ¿debe decirse el nombre de los fulleros?.

Y digo esto porque me consta que la Junta de Andalucía realiza inspecciones/controles periódicos con numerosos alimentos, entre ellos el aceite de oliva, para ver si son lo que realmente dicen ser; y prácticamente siempre descubren alguna marca fraudulenta. La cosa se solventa con una sanción administrativa, es decir, con una multa pero nunca dando públicamente los nombres de los tramposos. Y eso no pasa sólo con el aceite sino con otros productos; de hecho, me consta que alguna empresa jamonera sevillana tuvo que gastarse una pasta en decir que ella no hacía fraude en la venta de sus jamones cuando trascendió una información sobre venta fraudulenta de este producto, y todos los ojos se volvían hacia ella. Se gastó una pasta para limpiar.... digamos, su buen nombre. Y el fullero, una simple multa, y se va de rositas.

Está claro. Hay que decir al culpable desde el primer momento, aquel en el que pueda decirse, para que sea el defraudador quien deba convencer a su clientela de que ya no le va a engañar más.

domingo, 4 de marzo de 2012

Jamón, jamón

Siempre me gustó cortar el jamón colocado adecuadamente en el jamonero. Pero hace unos años lo probé comprado ya trinchado en bandejas al vacío de cuarto de kilo, y me decanté por esta opción. Es más cómodo -sobre todo para quien debe cortar el jamón en casa, que por cierto es un coñazo-, más limpio, comes más, está buenísimo...
Así he estado unos años hasta que hace poco volví a comprar una pieza entera, la coloqué en el jamonero y.... la verdad es que le he vuelto a coger el gustillo al corte. Estaba tan concentrado, que se me olvidó que había que darle la vuelta. Para entonces ya era tarde, y finalmente seguí cortando por debajo. ¿Que cómo?. Pues arriba tenéis la prueba de lo que quedó de aquello que en su día era un jamón.
Por cierto, ya he colocado uno nuevo.

jueves, 1 de marzo de 2012

Tiempo de banderas

Estos días han coincidido en el tiempo varios factores que han jugado una mala pasada al colegio Cándido Nogales de la capital. Me refiero a que estamos en crisis y a que las banderas, por eso de que hemos celebrado el Día de Andalucía, son uno de los claros objetos del deseo de... alguien.
Digo esto porque la imagen de arriba es la fachada principal del colegio. Si os fijáis bien, hay dos banderas. La de Europa y la de Jaén. Faltan la de España y la de Andalucía. No es que en el colegio estén incumpliendo la norma que obliga a que estos símbolos estén en la fachada de un centro oficial como éste, no. Se trata simplemente de que las robaron. Y no sólo las banderas, también ¡¡¡los mástiles!!!. A alguien les haría falta.
Hoy ya han colocado banderas y mástiles nuevos. Aunque no sé si decirlo... por si hay más personas a quienes les venga bien... cogerlas.

martes, 28 de febrero de 2012

PE-LI-CU-LÓN!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tengo que reconocer que me ha costado bastante ir a ver The Artist. Dudé hasta el último momento porque nunca me ha gustado dejarme llevar por las modas, y de esta película no sólo se ha hablado muy bien, sino que el otro día le dieron un porrón de oscars. Pero fue mi primera intención en cuanto oí hablar de ella, y cuando antes de ayer tuve la ocasión de ir al cine, barajé varias posibilidades; pero por cuestiones que no vienen al caso, todas las opciones se fueron cayendo por una cosa o por otra. ¿Señal divina?. No lo sé, pero lo cierto es que era casi la única hora a la que podía ir al cine esa tarde. Estaba claro, The Artist era la elegida.
Se habla de homenaje al cine de siempre, tanto por la realización de la película en sí -en blanco y negro, y muda-, como por su argumento. Pero yo no llego a tanto, sobre todo porque nunca he visto ese tipo de cine más allá de cuatro secuencias aisladas en programas recopilatorios de televisión.
No es una historia original, ni mucho menos. Incluso en ocasiones parece casi una burla a ese cine mítico, aunque después entiendo que de lo que se trata es de ser lo más fiel posible a él. Los actores principales también son desconocidos -al menos para mí-. Pero a pesar de esto salí encantado. Lo del blanco y negro no me importa. El hecho de ser cine mudo tampoco es una dificultad; es más, se trata de una de las cosas que más me ha gustado porque eso hace que el director -o alguien- potencie más otras formas de transmitir al espectador, de transmitir sentimientos, información, argumentos, situaciones... que todo el mundo entiende porque se trata del lenguaje más universal: el gesto, la expresividad... Y esto es algo diferente en comparación con el cine actual. Diferencia que me ha gustado.
Se trata básicamente de una historia de amor, pero también de orgullo, de ambición, de dinero, de la eterna historia de lo viejo que se resiste a dejar paso a lo nuevo, de la lealtad, incluso la devoción... y al final triunfa.... lo que triunfa. Id a verla porque es un peliculón.

lunes, 27 de febrero de 2012

¿Por qué no vino Loquillo?

Finalmente Loquillo no dio el concierto que tenía previsto en Jaén para el pasado viernes, 24 de febrero. La suspensión de la actuación se debió, oficialmente, a que su guitarrista se estaba resintiendo de una operación de muñeca -que le hicieron hace ¡¡¡casi un año!!!-, y eso le obligaba a guardar cierto reposo. De ahí que el 24 no actuara en Jaén, pero sí el 23 en Málaga, y el 25 de Almería.
Ya digo que la versión oficial no es la razón verdadera. O, al menos, no es creíble.
Por ahí se comenta, se ha comentado, e incluso se ha publicado, que la causa cierta era que las taquillas de los teatros de la ciudad estaban embargadas por orden judicial y debido a una deuda anterior. Creedme si os digo que esa tampoco es la razón verdadera, y no lo es simplemente porque las entradas no se vendían por taquilla.
¿Por qué no vino entonces Loquillo a Jaén?.
Causa hay. Otra cosa es que algún día la sepamos... todos.

domingo, 26 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (VII): la foto

Ha tardado pero, al fin, llega. Aquí tenéis la prueba de que participé en el maratón de Sevilla, de que llegué a la meta, y de que lo hice en un tiempo, para mí, de escándalo.
Sevilla es mucho Sevilla. Ahí ha estado la clave... entre otras cosas.

lunes, 20 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (VI): ¡¡¡MILAGRO!!!

Para que luego haya gente que diga que los milagros no existen. Yo vi uno ayer, en Sevilla. En el maratón. Y para más inri, se obró en mí mismo.
Y es que de no existir los milagros, lo que me ocurrió en la carrera tiene difícil explicación. Sabéis que llevado por la euforia del Maratón de Valencia (pasado mes de noviembre) donde no sólo bajé de las 3h30' (mi gran objetivo) en los 42,195 kilómetros sino que lo hice con solvencia al parar el reloj en 3h26'08''... digo que llevado por esa euforia, me lié la manta a la cabeza y me apunté al Maratón de Valencia, que tuvo lugar ayer.
El problema no era correr dos maratones en apenas tres meses, cuando yo suelo correr un maratón al año. Lo complicado estaba en que, tras Valencia, mi entrenamiento ha sido básicamente aceitunero, es decir, simplemente no he corrido porque los fines de semana me iba a la aceituna. Cierto que como este año la recogida ha acabado antes de lo habitual, he tenido unas semanillas para hacer unas tiradas más o menos largas, pero las sensaciones no eran ni mucho menos buenas cuando, después de un entreno de 28 kms, casi me da un infarto.
Acudí a Sevilla más por cabezonería que por otra cosa, y aunque yo decía que mi objetivo era bajar, por segunda vez en mi vida, de 3h30', en el fondo sabía que iba a ser casi imposible. De ahí que para mis adentros lo que pretendía era simplemente pasármelo bien corriendo mi primer maratón en una de las ciudades que más me gusta (es el sexto maratón de mi vida).
Sin embargo corrí bastante bien, me sentí muy cómodo, me encantó el recorrido, la gente animó muchísimo, yo no me dejé llevar por la euforia inicial y desde el primer momento mantuve el ritmo objetivo y al final, ya digo, ¡¡¡MILAGRO!!!. No me afectó el muro que tan duramente me golpeó hace dos años en Málaga (llegó en el kilómetro 25 y pase los últimos 17 kilómetros malísimos) o el año pasado en Valencia (llegó más tarde, en el km 37, y no sufrí tanto). No me vine abajo, mantuve el ritmo, y finalmente bajé mi mejor marca al llegar a meta con un marca real de 3h24'57'' y un tiempo oficial de 3h25'10''.
Estoy encantadísimo. Y las zapatillas, las NB 1080, también cumplieron a la perfección.
Por cierto, desde aquí un saludo a mi cuñao, el granaíno, que por primera vez en su vida -y eso sí que es joío- ha bajado de 3h00'.

miércoles, 15 de febrero de 2012

100 programas 100

Hoy hemos celebrado en Onda Jaén Radio cumpleprograma. Tal mañana como hoy, pero de hace 100 días, 100 días laborales, echaba a andar “Buenos días, Jaén”. Es la propuesta de información matutina que cada jornada hace la radio pública de Jaén. Tres horas de información, entrevistas, opinión, música…. Un poquito de casi todo en torno a lo más cercano y, por tanto, representa lo que más le interesa a los jienenses y, como consecuencia, también a nosotros.

Hasta ahora todo el mundo ha tenido cabida en este espacio. Todo el que ha querido, porque también debo reconocer que algunas personas-colectivos-instituciones han preferido no estar ante los micrófonos de Onda Jaén Radio. Es su decisión. Nosotros la respetamos, no la compartimos, pero que cada cual haga de su capa un sayo. Al menos nunca podrán decir que se les cerraron las puertas de la radio pública.

Lo dijimos el primer día, y aún hoy lo seguimos manteniendo. Procuramos hacer una radio pública a la altura de lo que debe ser: servicio público y pluralidad. Y esperamos no defraudar a nuestros oyentes porque su decepción es también nuestro fracaso.

100 programas de esta nueva temporada. Igual a alguien le parece poco; y ciertamente lo sería en condiciones normales. Pero hay que tener en cuenta que hubo una época en la que esta propuesta fue aniquilada. Razones habría detrás, no lo dudo, pero entiendo que erróneas de todas todas. Por eso 100 ante la inmensidad del universo es realmente poco, una migaja, pero si la alternativa es el silencio, el "cien" suena como música celestial.

Ojalá dure.

sábado, 11 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (V): las zapas

Finalmente me he comprado unas zapatillas nuevas para correr el próximo domingo, 19 de febrero, el maratón de Sevilla. No lo tenía pensado. Mi idea era utilizar las Brooks Laungt (que habitualmente utilizo en las competiciones hasta media maratón) que son buenísimas, aunque dudo de su efectividad en la distancia de los 42,195 kilómetros. Mi cuñao el granaíno corrió con ellas, hace unos meses, el maratón de Lisboa y le fue bien, de ahí que mi intención fuera contar con ellas para, además, ahorrar un dinerillo porque... ¡¡estamos en crisis!!.
Tomada esa decisión, sí preveía comprarme unas nuevas para el maratón de Amsterdam (próximo octubre), pero sin prisas. Esperar una buena oferta, y con tranquilidad. Pero es que la oferta llegó hace unos días, y además de la mano de una de mis marcas preferidas, si no la más: New Balance. Para más inri, se trataba del modelo que yo ansiaba desde hace ya tiempo, y que por cuestiones financieras (son muy caras) no había podido adquirir. Pues bien, encontré las NB1080 rebajadas de un precio inicial de 144,90 libras a 38 libras, con gastos de envío gratis. ¡¡Chollazo!!.
Debo reconocer que la cosa no es exactamente así. Mi número costaba 144,90 libras, pero medio número más bajaba hasta las 38 libras (poco menos de 45 euros)... por lo que la cosa estaba clara.
El lunes me llegaron, y el mismo lunes empecé a rodar con ellas porque para el maratón falta una semana, y debo amoldarlas a mis pies, o mis pies amoldarlos a ellas.
La llegada de las zapas incrementan mis ganas de afrontar la carrera. Y es que siempre me ha ido muy bien con esta marca y este modelo. A excepción de mi debut en la distancia (Ciudad Real 2003, con unas Asics) y el pasado maratón de Valencia 2011 (Brooks Glycerin), siempre las he usado al correr los 42,195 kms en prueba oficial: NB 1061 en San Sebastián 2008, NB 1062 en Florencia 2009, y NB 1063 en Málaga 2010.
Os adjunto una foto para que comprobéis lo bonitas que son.

martes, 7 de febrero de 2012

Objetivo Sevilla (IV): buenas sensaciones

En esto del correr pasa como en la vida misma, es decir, un día estás fatal y al siguiente hecho un toro. Si hace dos domingos casi la palmo de la panzá de correr que me pegué, este último domingo acabé pletórico cuando mi participación en los diez kilómetros de Armilla -primera prueba del Gran Premio Diputación de Granada- se culminó con una media de 4,09 minutos por kilómetro. Mi mejor marca, y además con cierta solvencia. Incluso hay otros puntos interesantes que me sirven para subir la moral tales como que sólo me ganaron tres mujeres, o que quedé entre el 15% de los primeros llegados a meta.
Esto hace que afronte estas dos semanas previas al maratón (Sevilla, 19 febrero) con muchos ánimos porque me he demostrado a mí mismo que es posible. Ahora sólo falta rematar el tema con entrenamientos dimensionados y más o menos constantes, con otro día clave en este domingo donde haré a un ritmo tranquilo unos 20 kilómetros.
En ese momento ya estará todo decidido, y sólo restará ponerme en manos de Pili, mi fisio, para que me deje listo pal tostaero con una masaje de descarga... de escándalo. Ya tengo día y hora.
A pesar de todo, lo de correr un maratón sin prácticamente preparación me sigue pareciendo una locura; pero, como digo, a pesar de ello y cuando aún no he corrido el de Sevilla, ya estoy planteando otro, e incluso otros, para este año.
Ya os iré contando.

jueves, 2 de febrero de 2012

Loquillo estará en Jaén, o no

La presencia de Loquillo en Jaén el próximo 24 de febrero está siendo cuestionada en determinados ámbitos. El concierto -en el Teatro Infanta Leonor- fue anunciado por el Ayuntamiento hace algunos días, pero la acción judicial por la que se embargan las taquillas de Darymelia e Infanta Leonor -por una deuda del anterior concejal a una promotora- ha hecho que algunos duden de la actuación en la ciudad, e incluso hay quien da por seguro que no estará.
Hoy mismo he realizado varias gestiones, y los resultados son claros. En el Ayuntamiento no entran a valorar siquiera la no presencia de Loquillo; dan por seguro que estará porque nadie se ha manifestado en otro sentido. En la empresa Manuel Puentes -promotora del concierto- dicen lo mismo que en el Ayuntamiento. En Riss Music Producciones, responsable de la gira por Andalucía, dicen no saber nada del asunto, y dan por hecho que Loquillo estará. Desde Antípodas Producciones, la responsable del rockero, ni siquiera entrar a valorar el rumor. Loquillo no tiene por qué no estar.
Está claro, ¿no?. Pues eso.
Ahora bien. Tampoco es mentira que en el calendario de conciertos de Loquillo, en su WEB OFICIAL, el día 24 de febrero está libre. Jaén no aparece.

lunes, 30 de enero de 2012

Objetivo Sevilla (III): jamacuco al canto

Desde que decidí acudir al maratón de Sevilla (próximo 19 de febrero) vengo diciendo que es un atrevimiento. Y lo pienso simplemente porque voy a participar casi sin entrenamiento. La única preparación será lo que me quede de lo mucho que troté para el pasado maratón de Valencia (27 de noviembre de 2011), los buenos jornales de aceituna que he echado estas navidades, y el poco más de un mes en el que voy a hacer lo que pueda para llegar con cierta solvencia.
Pues bien. Para ayer domingo tenía un plan cojonudo. Las mujeres al mercadillo de Toxiria, y mi cuñao el granaíno y yo a recorrar 28 kilómetros por la Vía Verde, dirección Martos.
Era y es la única tirada larga que haré antes del maratón (mi cuñao sí se lo está currando. De hecho, irá en mayo a los 101 kilómetros de Ronda). Por eso era importante tener buenas sensaciones. Pero lo cosechado fue todo lo contrario. La cosa fue bien, muy bien, hasta el kilómetro 24. En dirección Martos -llegamos hasta casi Alcaudete- hicimos ritmos de 4'40'' e incluso menos, y en la vuelta támbién mateníamos el tipo con el objetivo de bajar de 5' el kilómetro en todo el entrenamiento. Y así lo conseguí hasta el kilómetro 24. En ese momento mi cuaño aceleró para acabar a un ritmo más alto, con vistas a la buena marca que él pretende: bajar de las tres horas los 42,195 kilómetros. Yo qudé solo con poco camino por recorrer por delante, y cierto margen para alcanzar lo deseado. Pero no sólo no pude, sino que al final casi la palmo. Acabé con las piernas totalmente agarrotadas, sintiendo una tremenda falta de líquido y alimento, y sin poder reaccionar aunque sabe Dios que lo intenté. Fue, como decimos en mi pueblo, un jamacuco en toda regla.
Cierto que casi los últimos diez kilómetros fueron cuesta arriba; que no bebí más de 0,3 litros de agua de una botellita y un solo gel reponedor; cierto que tuvimos casi todo el tiempo viento en contra que resultaba, además de molesto, jodidísimo.... y seguramente todo eso influyó, pero yo no sólo acabé fatal físicamente sino que con malas sensaciones en el seso.
Al final la marca no fue tan mala: una media de 5'02'' por kilómetros; y ello a pesar de que el kilómetro 28 lo recorrí en casi 7'30''.
Teniendo en cuenta todo esto..... la cosa pinta mal, pero como a lo largo de la Historia, poco o nada se ha escrito bueno de cobardes, esta misma mañana me he comprado unas zapatillas para los rodajes más cortos, he decidido con qué otras correré la prueba, y he retomado mis citas en el gimnasio.
Por mi parte no va a ser. Ya veremos.

viernes, 27 de enero de 2012

¿Hice bien?

Llevo dándole vueltas durante toda la semana a un asunto que no consigo quitarme de la cabeza. Me ocurrió el pasado domingo, día 15 de enero. Estaba preparando el programa de radio de Onda Jaén (Buenos días, Jaén), y contacté con un señor para preguntarle si quería ser el protagonista de nuestra sección diaria La llamada de la tierra. Se trata de que el sector primario tenga presencia, cada día, en el programa a través de textimonios en directo de agricultores, ganaderos, pescadores, estudiosos, organizaciones agrarias,.... que están ya a esa hora en el tajo o a punto de irse.
Pues bien, en esta ocasión habíamos pensado en la posibilidad de entrevistar a una persona que, según me dice alguien que le conoce, aliña muy bien los caracoles. En esta época hay muchos caracoles, y este tipo de cosas siempre queda simpático (ya entrevistamos en su día a un hombre que aliñaba aceitunas, o a una mujer que hacía ese día la matanza).
Pues bien, me pongo en contacto con él vía telefónica, le expongo el asunto, y lo primero que hace es preguntarme que cuánto le voy a pagar. Pensé que era broma y, para seguirle el juego, le dije que era algo más simpático y curioso que otra cosa, como ya hicimos con aceitunas, matanza, etc, etc, etc. Pero no, no iba en broma. Me hablaba totalmente en serio. Era su receta y, si la contaba, quería que le pagasen por ello.
Le dijo que muchas gracias por su atención, y que otra vez sería. ¿Hice bien, o debí haberle ofrecido algo?

domingo, 22 de enero de 2012

Objetivo Sevilla (II): a un mes

Poco menos de un mes falta para mi primer maratón del año. Será en Sevilla el próximo 19 de febrero, festividad de San Agatón.
No sé finalmente qué pasará; ni siquiera si podré acabar la carrera, porque lo que ha empezado como un experimento, va a ser realmente un experimento. Correr un maratón sin apenas entrenar. Y es que si para el maratón de Valencia (27 noviembre 2011) me preparé tanto en calidad como en cantidad (me pateé unos 1.000 kilómetros), para este de Sevilla la cosa va a andar realmente corta. A día de hoy tan sólo he podido correr cinco días, aunque también es cierto que el tute que me he dado en la aceituna..... ¿servirá?. Espero que sí porque de lo contrario, me veo en el coche escoba.
Hoy he rodado 18 kilómetros, y aunque he corrido bien, a día de hoy no sé si seré capaz de recorrer los 42.195 metros. Del tiempo, mejor ni hablar. El próximo domingo haré una tirada más larga (en torno a 30 kilómetros) porque es el único día que tengo para ello; ya empiezo a participar en el Premio Diputación de Granada, y se me acaba el margen para entrenar al margen de la competición.
Fijaos la improvisación, que no tengo ni zapatillas para el maratón.
Pero por todo esto mismamente es un experimento. A ver si la preparación para el anterior maratón dura. Hay quien defiende que sí porque recuerdo que hace unos años, en la salida del maratón de Florencia, conocí a un madrileño que nunca preparaba los maratones, y en ese mes -allá por noviembre- ya había corrido en el año 10 maratones, es decir, uno al mes.
Al menos, ese ejemplo, ánimos me da. Ya veremos si después la esperanza no se torna en tragedia.

miércoles, 18 de enero de 2012

Otro no-cumpleaños

Hoy quiero manifestaros mi sorpresa por algo que ocurrió ayer. O, mejor dicho, por algo que no ocurrió ayer. Y es que el que se nos pase a nosotros un cumpleaños, si se trata de alguien que no sea ni amigo ni familiar, podría tener un pase; pero que se les pase a los padres de la criatura, sí resulta más preocupante. Me explico.
Ayer se cumplió el aniversario de algo. De una cosa importante, muy importante –dijeron en su día-, y que sin embargo ha pasado desapercibida en su sexto aniversario.
Me estoy refiriendo al 17 de enero del año 2006. Ese día nació el Plan Activa Jaén. Y fue el mismísimo presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien lo presentó aquí, en Jaén, en la capital, en la Casería de las Palmeras (para más señas), en lo que fue su primera visita oficial a Jaén.
Se le llamó en aquel momento Plan Jaén Siglo XXI, y fue aprobado por el Consejo de Ministros tres días después, esto es, el 20 de enero de 2006.
¿Es normal que un día como este pase desapercibido?.... ¿Tan desapercibido?
Debo reconocer que mi intención era hablar del cumpleaños ayer mismo, en su día de fiesta. Pero al comprobar que ningún medio de comunicación se había hecho eco de la efeméride, decidí dejar pasar el día para ver si alguien lo recordaba. Pues nada. Ni medios de comunicación, ni responsables públicos y políticos, ni siquiera los mismos padres del homenajeado, esto es, Gobierno central, Junta de Andalucía y Diputación provincial.
Lo más llamativo no es que nadie se acuerde de un plan que anunció -en un primer momento porque luego se incrementó- la nada desdeñable inversión inicial de 1.200 millones de euros para el periodo 2006-2010. Lo más grave es que estamos en 2012, por lo que contamos ya con la perspectiva suficiente como para poder destacar lo bueno que ha sido para la provincia tirando de índices de desarrollo, crecimiento, empleo, etc, etc, etc. Es decir, quien lo parió podía ya..., incluso desde hace algún tiempo, haberse puesto medallas al amparo de los éxitos cosechados. Sin embargo no sólo no ha sido así, sino que nadie reclama ahora la paternidad, ni hace gala de ella.
¿Quizá nadie se ha acordado porque no se trató más que de un fiasco? Un servidor, en su día, defendió la teoría de que era un timo. A día de hoy aún sigo pensándolo. Y cosas como esta, la del olvido, ¿creéis que me dan la razón?

martes, 17 de enero de 2012

Aniversario de un error de bulto

Dice el siempre sabio refranero que “Quien olvida su pasado está condenado a repetirlo”. Se refiere, lógicamente a cosas negativas que hicimos en el pasado, y que no debemos perder de vista para no caer nuevamente en el error. Aunque también sabemos que el hombre es muy dado a ello, “a tropezar dos veces en la misma piedra”... me refiero.
Hoy quisiera hablar de un asunto que ocurrió hace unos años, que ya no me gustó en su momento, y que año tras año lo recuerdo en su aniversario para que no se repita.
Fue hace nueve años. En concreto, el 16 de enero del año 2003. Este que les habla acudía, con un operador de cámara compañero de Onda Jaén, a cubrir una rueda de prensa. Era una comparecencia del candidato del Partido Socialista a la alcaldía de la capital. Estábamos en plena campaña electoral, y Marcos Gutiérrez aspiraba a ser el alcalde. Sin embargo, ese día dio un paso no demasiado positivo. El alcaldable no permitió que el equipo de Onda Jaén se quedara en la sede socialista local para cubrir su rueda de prensa. Se nos echó, amablemente, eso sí, pero se nos echó a través de su responsable de prensa.
Aquel día muy pocos reaccionaron de una manera adecuada a una agresión dictatorial tan brutal contra la libertad de expresión, y contra el derecho a recibir y emitir información. Algunos sí. Y desde aquí, y a pesar de que ha pasado mucho tiempo, una vez más les doy las gracias. Ellos lo saben.
No estuvo fino, ni mucho menos, Marcos Gutiérrez. Seguramente reconoció después su error, y ya con eso podemos darnos todos satisfechos. Ojalá no vuelva a pasar.
Mejor, mucho mejor, para todos.

jueves, 12 de enero de 2012

Objetivo Amsterdam (I): sigue la rebelión

Ya lo hice al principio de año con ese desayuno alpujarreño, y sigo en mis trece.... mientras pueda. Me refiero a mi pelea particular con este jodido 2012, que desde todos los sitios nos lo ponen como el auténtico hombre del saco moderno, y contra el que me estoy rebelando porque no creo que haya que dejarlo todo en manos del destino; nosotros también tenemos algo -mucho- que decir sobre nuestro propio futuro.
Pues bien, he vuelto a hacer una especie de locura. En lugar de correr un maratón por año, en esta ocasión tengo previsto participar en dos. Si ayer os anunciaba mi inscripción en el Maratón de Sevilla que tendrá lugar el próximo 19 de febrero, ayer mismo hacía también firme mi participación en el Maratón de Amsterdam (21 de octubre).
Pero no sólo he pagado los 60 euros del ala que exige la confirmación de la participación, sino que incluso he reservado y pagado el vuelo. En los próximos días confío en hacer lo propio con algún hotel que no salga muy caro.
La carrera, en octubre. Las reservas, en enero. Si eso no es rebelión, con las perspectivas tan negras, o rojas, que se presentan ante nosotros, que venga Dios y lo vea.
En Sevilla iré a probar un maratón sin prácticamente entrenamiento. Amsterdam, sin embargo, será el gran objetivo de la temporada que ya os iré desgranando en próximos catites.
Espero que tanta rebelión no me lleve a donde van a parar la mayor parte de los seguidores de este tipo de movimientos: al cementerio (aunque sea metafóricamente).

miércoles, 11 de enero de 2012

Objetivo Sevilla (I): el experimento

No sé si finalmente me arrepentiré, pero ya le he puesto nombre a lo que será -si no pasa nada- mi sexto maratón. El próximo 19 de febrero participaré en el de Sevilla. Ahí es nada.
Debo reconocer que no lo he pensado en demasía, quizá llevado por la euforia nacida del buen resultado conseguido en Valencia hace un par de meses. Mi objetivo era bajar de tres horas y media, y al final logré parar el crono en 3h 26' 08''. Lo dicho, objetivo conseguido y con solvencia. Por eso, porque ya he logrado lo que quería, ahora voy a hacer una especie de experimento. Correré Sevilla prácticamente sin entrenar porque desde Valencia apenas si he corrido dos o tres días. Aunque, eso sí, en la aceituna me he hartado de ir de un lado a otro.
El experimento realmente no consistirá en eso, porque aunque el entreno es más bien corto, algo entiendo que me quedará de la preparación realizada para Valencia, y como ya he acabado la aceituna, me queda un poquito más de un mes para ponerme a tono.
El segundo punto del experimento es que en Valencia me sentí tan bien, que no sé muy bien qué hubiera pasado si en lugar de ir retenido en la primera media maratón, hubiera ido un poquito más rápido. A lo mejor la marca sería ahora mejor, o quizá me podría haber hundido al final por el exceso de ritmo inicial. Ya digo que no lo sé. Pues eso es precisamente lo que voy a hacer, o voy a intentar hacer: ir un poco más rápido al principio, y a ver a dónde llego.
Si el tiempo es mejor, pues mejor. Y si no consigo llegar, pues no pasa nada; a disfrutar porque el objetivo de la temporada ya está conseguido, y a disfrutar de los kilómetros que queden.
Pues, nada. Nuevo reto, y nueva serie de catites. A ver cómo acabamos.

domingo, 8 de enero de 2012

Diario Jaén, mi empresa

Cuando un medio de comunicación cae, los cimientos mismos de la sociedad en la que vive también tiemblan. Y es que sin la libertad de expresión, sin el derecho a informar y a recibir información, en definitiva, sin el artículo 20 de nuestra Constitución no es posible una sociedad democrática y libre. Por tanto, no es bueno que un medio como Diario Jaén inicie la senda que ha iniciado –despido de cuatro personas, y parece ser que la cosa continuará-. Y esto os lo dice una persona acostumbrada a lidiar, prácticamente desde siempre, con el cuestionamiento continuo de la empresa en la que trabaja: Onda Jaén Radiotelevisión.

Cierto que muchas veces los tiros van dirigidos a los dirigentes.... a otra dimensión. Se trata de una especie de cacería -política en nuestro caso- en la que suelen entrar muchos.... en ocasiones casi todos, diría yo. Lo peor es que se participa en la cacería a saco, apuntando alto y a matar, aunque también sin tener en cuenta que los trabajadores se ven afectados con seguridad; quizá como un daño colateral, pero tocados al fin y al cabo. Por eso mismo, porque en Onda Jaén sabemos, y mucho, de todo esto, no he querido entrar en este asunto con anterioridad a pesar de conocer, y bastante bien, la situación. Por respeto a los trabajadores, que siempre son quienes menos culpa tienen, y sin embargo los que se comen la mayor y peor parte del marrón.

Les doy, por tanto, desde aquí todo mi apoyo a unos trabajadores que, comprometidos con su empresa y con su trabajo, se rebajaron el sueldo un 5% el año pasado, y este año han vuelto a aceptarlo para que la cosa no llegara a los tintes que finalmente ha tocado. Precisamente esto es lo que llama la atención: el que a pesar del esfuerzo de los trabajadores, no sea suficiente.

El otro día algún periodista de Jaén, de otro medio y al hilo de tantos despidos que se producen por todas partes, se preguntaba: ¿y si la culpa no es de los trabajadores y sí de los dirigentes?. Pues imagino que, como en un equipo de fútbol, se echa al entrenador porque es lo más fácil. En el caso de Diario Jaén se podría cuestionar lo acertado, o no, -empresarialmente hablando digo- de que en su día se apostara por despedir -o invitar a que se fueran- a buenísimos periodistas, optando por lo barato, periodistas que hoy formarían una de las mejores redacciones de España. También podría analizarse la práctica supresión de una acojonante red de corresponsales y un modelo de información provincial/local que partió la pana durante muchos años, y que, como digo, se aniquiló al amparo de -otra vez- lo barato. También podría ser cuestión de estudio una alianza estratégico-política que en su día fue muy fructífera económicamente hablando, pero cuyo color ahora está en crisis, muy en crisis, y además con muchas ganas de venganza desde bastantes frentes; quizá la época boyante debería haber servido para almacenar fondos que solventaran el problema en una época que, como la actual, hacen falta, y que sin embargo... ¿no se guardaron?. También se podría tener en cuenta una extrañísima estrategia publicitaria, quizá obligada por la política, que no contribuyó más que a crearse enemigos, y que podría haber pasado factura después.... ahora...

Digo que todo esto podría haber sido analizado, e incluso con mala leche. Pero no lo vamos a hacer porque al final, y como siempre, los verdaderos perjudicados serían los trabajadores. Por eso es mejor no echar la vista atrás, y optar por buscar soluciones a un gravísimo problema para los trabajadores -primero- pero también para el resto de la sociedad.

Diario Jaén fue mi primera empresa. Y por eso, por los muchos y muy buenos años que allí pasé, le tengo una especial sensibilidad. Algo que está por encima de las personas, aunque también irremediablemente unido a algunas de las que fueron, y también a otras que aún hoy son.

Fue mi empresa, lo es ahora, y siempre lo será.

¿Sabéis de qué me acuerdo en momentos como éste?. De Don Esteban. Estoy seguro de que si levantara la cabeza, más de uno se echaba a temblar... y quizá algo más.