miércoles, 3 de junio de 2009

Onda Jaén, El Final (II): algunas dudas


FOTO DE J. DIOS ORTIZ. ¡GRACIAS!

En la tarde de ayer se consumó el principio del fin de Onda Jaén Radio Televisión como medio público de comunicación. Si el pasado viernes, 29 de mayo de 2009, era el Consejo de Administración de la Sociedad Municipal de Comunicación e Imagen (SOMUCISA), nombre administrativo de la cadena, quien daba el visto bueno a la venta de parte de su capital al sector privado, ayer martes, 2 de junio de 2009, era la Junta General de Accionistas de Somucisa (esto es, el pleno) la que secundaba la iniciativa.
Poco a poco iremos hablando, largo y tendido, de todo el proceso que se acaba de iniciar. Pero hoy quisiera llamar la atención sobre alguna duda que me surge ante lo dicho por los dueños de la empresa prácticamente desde que asumieron el poder, aunque especialmente en los últimos días, y de manera más específica durante el debate del pleno de ayer, donde estuvieron presentes parte de los trabajadores de la empresa para mostrar su rechazo a la privatización de la cadena. Me refiero, en concreto, a la ya especie de cancioncilla que no se hartan de repetir/argumentar indicando el ruinón que es Onda Jaén. Y, sinceramente, creo que a día de hoy quien dice eso no está moralmente habilitado para hablar así. Me explico.
Entiendo que un empresario, ya sea público o privado, no tenga más remedio que cerrar su empresa tras mil y un intentos fallidos de reflotarla a base de aplicar políticas de austeridad en el gasto, invertir lo justo, aumentar los ingresos al máximo, etc, etc, etc. Pero éste no es el caso de los dueños de Onda Jaén. No seré yo quien discuta que los gastos fijos anuales de la empresa -siendo el personal el capítulo más abultado- son excesivos y seguramente muy difíciles de cubrir. Insisto, cierto. Pero en estos casi dos años de gestión en Onda Jaén, ¿qué han hecho estos empresarios públicos para intentar reflotar la empresa?
A mí me vienen a la cabeza algunas acciones como despedir a un conductor que cobraba 900 euros al mes para sustituirlo por la contratación de taxis que han facturado entre 3.000 y 4.000 euros al mes.
Otra medida que recuerdo es el haber prohibido al único comercial de la empresa que venda publicidad, cuando su trabajo es precisamente ese, vender publicidad.
También resulta llamativa la decisión de reducir casi a la mínima expresión la programación propia tanto en la televisión como en la radio, pero especialmente en la radio, repitiendo hasta la saciedad programas antiguos y diseñando una parrilla cuya intención parece ser la de perder audiencia en lugar de ganarla.
Sí entiendo que se ha apostado por dos programas que, imagino porque no conocemos la existencia de estudios de audiencia al respecto, son de los más seguidos por los ciudadanos de cuantos programas se ofrecen hoy día en la provincia de Jaén. Me refiero a la emisión en directo de los plenos del ayuntamiento, y de los partidos de fútbol del Real Jaén. Pero resulta, digámoslo así, curioso que dos programas de máxima audiencia no cuenten ni con un solo anuncio publicitario... salvo el último partido del Real Jaén frente a la Ponferradina en el que parece que alguien se tomó un poquito en serio su trabajo.
¿Ruinón? Seguramente, pero quizá más motivado por una mala gestión intencionada cuyo objetivo podría haber sido, desde un principio, tener argumentos para poder justificar lo que ahora se hace.
Por cierto, ¿sabéis cuántas veces ha estado el consejero delegado de la empresa en sus instalaciones desde que hace más de un año asumiera el cargo de presidente del Consejo de Administración?: ¡¡¡UNA!!!

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Amador me parece un catite muy acertado y estoy de acuerdo contigo si quizá se hubieran cojido el toro por los cuernos seguramente hubiera sido rentable, porque desde luego personal hay para hacer una programación digna y rentable pero los empresarios han mirado para otro lado para luego justificar lo que ahora venden.

Anónimo dijo...

No creo que nadie en su sano juicio pueda defender que la ciudad de Jaén tiene un potencial comercial para sufragar lo que, con la actual estructura de personal cuesta al año Onda Jaén. Todas las empresas son beneficiarias o presas de sus propios errores, en este caso, de lo último. La contratación sin medida, los sobresueldos a compañeros sin ton ni son, la contratación de personal técnico por no poner a trabajar a los que había, etc., etc., etc., están en la base de una ruina evidente a la que, quizás, eso sí, habría que haber puesto coto desde el comienzo de la actual legislatura municipal y no a mediados de la misma.
Por cierto, estudios de audiencia locales de la radio nunca ha habido: sólo prospecciones provinciales de una empresa a la que también pagaba Onda Jaén, porque los anteriores responsables políticos y gestores del medio nunca creyeron en el carácter local de una emisora que pagan los habitantes de la capital y no los de Linares, por ejemplo.
Por cierto, al hablar de salarios (el del conductor) y hacer una comparación con los taxis no se puede hablar de salarios netos, sino de brutos para comparar manzanas con manzanas y no mezclar churras con merinas.
Para finalizar, celebro el tono del debate porque podemos expresar cada cual lo que pensamos sin insultar a nadie.

Amador dijo...

No es mi intención, con estos argumentos, pretender que Onda Jaén obtenga beneficios. Ni Onda Jaén ni ningún medio público precisamente por su componente público que le obliga a anteponer el interés general de los ciudadanos (base de un medio público) con la rentabilidad económica propia de un medio privado. Pero sí, al menos, se puede potenciar, de manera lógica y ordenada, incrementar los ingresos para que el costo de la empresa pública sea razonable.
Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con las consideraciones que haces en relación a los elementos que han causado la actual situación de Onda Jaén. Quizá discrepe en un aspecto: no es al principio de esta legislatura cuando debería habérsele puesto coto a esta situación, sino en el primer minuto de su puesta en marcha.
Con respecto a los estudios de audiencia de la radio, decirte que sí existen tanto de la capital como, de manera diferenciada, del resto de la provincia. Los tengo en mi poder. Y, efectivamente, los hacía una empresa privada por la simple razón de que es la única que puede hacerlo. En su día hubo contactos con el EGM para que incluyera en sus estudios de audiencia a Onda Jaén, pero nos dijeron que al ser de ámbito estrictamente local no iban a poder ofrecer datos reales, sino tan distorsionados que su fiabilidad sería prácticamente nula. Y fueron los del EGM quienes recomendaron la empresa en cuestión, firma a la que se le exigía máximo rigor porque la intención era acudir, con esos estudios de audiencia, en busca de publicidad. ¿Sabes una cosa? En un primer momento algunas agencias de publicidad nos tomaron a risa, pero cuando algún comercial acudió, con esos estudios en la mano -que por cierto eran buenísimos- a determinados clientes, esas mismas agencias reclamaron poder disponer de esos mismos estudios para vender la programación de Onda Jaén.
En aquel punto llegó el Fujigolpe, y todo quedó en agua de borrajas.
Por último, cierto que el conductor cobraba unos 900 euros netos que, en bruto podrían ser unos ¿1.800 euros?. De ahí a entre 3.000 y 4.000 euros creo que va un trecho importante. En cualquier caso tampoco es mi intención decir que esto, así o asao, cuesta un euro menos. Se trata, simplemente, de llamar la atención sobre decisiones organizativas que se tomaron en su día y que no hacen más que contravenir la lógica de rentabilidad empresarial de cualquier empresa.

Anónimo dijo...

http://www.20minutos.es/noticia/291168/0/esperanza/aguirre/telemadrid/

Anónimo dijo...

Yo tampoco hablo de beneficios.Hablo de sufragar en parte los gastos, y, por lo tanto, de un coste público razonable para una ciudad de 120.000 habitantes, nada menos, pero tampoco, nada más... Además, si Onda Jaén, que es la primera emisora pública de capital de provincia andaluza que crea un gobierno municipal mayoritario del PP es el referente, ¿ por qué no lo han seguido Onda Cádiz y Azul, esta última de Málaga?. Por Onda Jaén pasaron concejales y técnicos del Ayuntamiento de Cádiz, acompañados del Sr. Segovia, es decir, conocieron cómo se había gestado el primer invento popular.
Está claro, toda la gestión popular de la tele desde su creación, primero, pero desde su posterior desarrollo, incluidos todos los que habéis ocupado cargos de responsabilidad, después, habéis contribuido, unos más y otros menos, al actual desastre económico. Es cierto que el gobierno de coalición no ha tomado ninguna medida hasta este momento y ha dejado pasar 2 años en los que la pelota se ha ido engordando. Eso sí, sin engordar la plantilla, sin contratar a colaboradores y sin crear una crispación continua entre una radio que tirara, por ejemplo, hacia Izquierda Unida y una televisión, que lo hiciera hacia el PSOE. ¿ No recuerdas a qué sector de los 2 enfrentados del PP obedecíais cada uno de los dos últimos directores del PP?.
No, Amador, no todos tienen la misma responsabilidad. Es evidente que no: unos, por consentir una gala incial con Hugo Stuven como realizador o firmar un contrato blindado a Pedro Jesús Fernández u ordenar el corte de la emisión de la radio; otros, por contratar de forma masiva e irregular a una cantidad de trabajadores insoportable para las arcas municipales, a pesar de ser la mayoría grandes profesionales, que eso nadie lo discute, o poner en entredicho la credibilidad del medio con un despido que vulneró el derecho fundamental a la libertad de expresión; otros, por permitir la escisión de la radiotelevisión municipal obedeciendo sin reproche a su respectivo sector político y sin tan siquiera presentar una dimisión digna, por no hablar de los 3 últimos meses con Lucas Mohedano a la cabeza del Consejo de Administración y el nombramiento de un coordinador que dejó sin contenido la función de los 2 directores que permanecisteis en vuestros respectivos sillones; otros, en esta última etapa del gobierno de coalición, por consentir que, por ejemplo, en las retransmisiones de Onda Jaén TV se genere una señal institucional con presentadores de Localia, provocando una ausencia clara de identificación que ningún medio que se precie puede consentir.
En cuanto a la programación local, ¿puede presumir el PP de haber tenido más programación local en TV?. No. Nunca retransmitió los plenos, ni nunca se ha retransmitido al Real Jaén como ahora, ni los Carnavales. Eso sí, una Semana Santa para la que no se escatimaban esfuerzos cuando se ha demostrado que hay formas de hacerla más baratas que también gustan a la Agrupación de Cofradías. En definitiva, nunca se ha pisado tanto las calles de Jaén como ahora, al menos desde que se inició la actual temporada de invierno. Eso sí, recursos para los congresos del PP nacionales, regionales, independientemente del lugar de celebración; imágenes del que parece es el único parlamentario autonómico que nunca haya tenido el PP por la provincia de Jaén desde Sevilla, etc., etc., etc., todo lo que hiciera falta...
En radio, sí había más programación, pero, ¿ a cambio de qué?. Por ejemplo, los fines de semana, ¿ se puede defender la gestión del contenido informativo cuando al redactor puesto por la Televisión se le impedía entrar en los informativos de mediodía y un domingo se abría el tiempo de noticias con una información del jueves anterior?; ¿ o haciendo un programa de deportes con contratos formativos irregulares a dos recién licenciados con un horario leonino?; ¿ o pagando a colaboradores latinos, engordando gastos, para que hicieran un programa de música, sin ningún tipo de inserción publicitaria?...

Amador dijo...

Veo que tienes conocimiento de lo que ha ocurrido en Onda Jaén a lo largo de su historia, y aunque algunas de las cosas que dices son muy, muy, muy... discutibles y matizables -quizá la falta de información al respecto te lleve a decirlas-, creo que el pasado debe servir, como dice aquel viejo proverbio chino, para no olvidarlo y, así, "no estar condenados a repetirlo".
Miremos al pasado con ánimo constructivo de cara al futuro. Creo que no se puede plantear la privatización de una empresa pública como Onda Jaén bajo el argumento de que es inviable, si antes no se ha intentado ni un segundo hacerla viable.
Es más, son los propios dueños de la empresa quienes no confían en los gestores que ellos mismos han colocado al frente de Onda Jaén; de hecho, y a pesar de reducir la plantilla para reducir los costos fijos de manera importante de cara a la nueva etapa de empresa mixta, lo que se viene diciendo es que una empresa pública gestionará mejor Onda Jaén. Pues si usted cree que los actuales gestores son incapaces, quítelos y ponga a otros que lo hagan bien. ¿O es que nadie en el Ayuntamiento es capaz de hacerlo?. No me lo creo.
A lo peor es que este ruinón se ha creado a posta para vender la empresa a precio de saldo a los amiguetes... Y eso es lo que no debemos consentir.