viernes, 16 de enero de 2009

Quinto aniversario de DOS cagadas

Fue tal día como hoy pero del año 2003. Mi compañero -operador de cámara- Cristóbal Macías y yo fuimos a la sede del PSOE local de la capital a cubrir una rueda de prensa del entonces candidado socialista a la alcaldía, Marcos Gutiérrez. Nos echaron de allí antes de empezar; eso sí, muy amablemente. No fue el candidato personalmente, sino su jefa de prensa -¡qué mal rato que pasó Isabel!- quien nos dijo que nos fuéramos; lógicamente nos lo comunicó en un aparte para que no se enterara nadie más. Fue simplemente porque trabajábamos en Onda Jaén Radiotelevisión, un medio no grato para el PSOE -de entonces-.
Recogimos los bártulos y nos fuimos. Los compañeros -de otros medios- nos preguntaban por qué no nos quedábamos a la rueda de prensa, y cuando les explicábamos la razón se sorprendían, no se lo creían... pero nada más. Todo el mundo cubrió la comparecencia del aspirante a alcalde y nadie preguntó ni hizo nada con respecto a lo que sucedido.
Lo peor de todo es que ningún medio de comunicación de Jaén se hizo eco de lo ocurrido desde un punto de vista informativo -que yo recuerde-, salvo algún chiste al respecto, y varios apuntes en columnas de opinión. Sólo Ginés Donaire -El País- publicó el tema. Hubo igualmente algún comunicado de condena de la Asociación de la Prensa, y poco más.
Tiempo después ocurrió algo parecido pero de otra forma. Era Onda Jaén RTV -decían- desde donde se conculcaba el derecho a la libertad de expresión, y se atacaba de forma desmedida a personas e instituciones, principalmente a Marcos Gutiérrez. Es decir, similar a lo de antes, pero con los actores cambiados.
En este caso sí que hubo una impresionante repercusión en los medios de comunicación jienenses, e incluso muchos periodistas acudieron al Ayuntamiento tapándose la boca con esparadrapo (ahora no lo harían todos, según me dijeron después más de uno de los que estuvieron)- en señal de protesta hacia el dueño de la cadena: el ayuntamiento en general y el equipo de gobierno del PP (encabezado por Miguel Sánchez de Alcázar) en particular.
Claro ejemplo de un hecho similar -patada al artículo 20 de la Constitución- pero con un final muy diferente.
No sabremos si hemos madurado hasta que vuelva a ocurrir algo parecido y comprobemos cómo reaccionamos. O igual es que no podemos hacer lo que nos gusta sino lo que nos dejan o, peor, lo que nos dictan.
En el título de este Catite hablo de DOS cagadas. La primera fue la de Marcos. La segunda, creo que también la he dicho.

3 comentarios :

Antonio Agudo dijo...

Lo de las dos cagadas es tú opinión, pero como dijo Harry el Sucio: "las opiniones son como los culos. todo tenemos uno" para cagar dentro o hacerlo fuera. Yo lo hice dentro, pero por lo visto no escuchaste cuando tiré de la cisterna.

El Fogón de López dijo...

Resumiendo, que son tres y no dos las cagadas ya que la COPE tambien se hizo eco de lo ocurrido en la mencionada rueda de prensa. Además, no solo lo hizo en sus informativos locales, si no que tambien lo contó en los regionales.
Al Cesar, lo que es del Cesar.

Amador dijo...

Tienes toda la razón del mundo, Ángel. Por eso te pido disculpas tanto a ti como a Antonio y a todos con los que haya podido cometer un error tan de bulto.
A la hora de escribir este Catite me centré en los recortes de periódicos que tengo del affaire, y como bien me recordó el propio Agudo el otro día, vosotros no sólo no lo dejasteis pasar, como la mayoría, sino que os hicisteis eco de lo ocurrido. No sé si alguien más publicó algo, pero en caso de que lo hiciera sí reconozco que no tuve constancia en su día de ello. Con vosotros, con la COPE, sí que lo tenía controlado pero, como digo, ha sido un lapsus... GORDO.
Mea culpa. TRES CAGADAS, una de ellas, la MÍA.
GRACIAS.